A menos pensamiento, pensamiento más tiránico y absorbente.

Miguel de Unamuno

Sólo el hombre culto es libre.

Epicteto de Frigia

Pronto se arrepiente el que juzga apresuradamente.

Publio Siro

Trabaja para mantener viva en tu pecho esa pequeña chispa de fuego celeste, la conciencia.

George Washington

Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos.

Jaime de Armiñán

El único momento de una obra es aquel en que la escribimos.

Alfred Victor de Vigny

Son los inocentes y no los sabios los que resuelven las cuestiones difíciles.

Pío Baroja

Tenemos arte para no morir de la verdad.

Friedrich Nietzsche

Estando siempre dispuestos a ser felices, es inevitable no serlo alguna vez.

Blaise Pascal

Hasta la propia virtud se convierte en vicio cuando es mal aplicada.

William Shakespeare


Jules Renard


A la sombra de un hombre célebre hay siempre una mujer que sufre.


La pereza no es más que el hábito de descansar antes de estar cansado.


El único hombre que es realmente libre es aquel que puede rechazar una invitación a comer sin dar una excusa.


De nada sirve morir. Hay que hacerlo a tiempo.


Entre un hombre y una mujer la amistad es tan sólo una pasarela que conduce al amor.


Hay momentos en los que todo va bien: no te asustes, no duran.


Estupidez humana. Humana sobra, realmente los únicos estúpidos son los hombres.


Si el dinero no te da la felicidad devuélvelo.


El ingenio quizás es al talento lo que el instinto a la razón.


De vez en cuando di la verdad para que te crean cuando mientes.


A menos que haya complicaciones, está a punto de morir.


Cuando se es feliz, queda mucho por hacer: consolar a los demás.


¿Qué es nuestra imaginación comparada con la de un niño que intenta hacer un ferrocarril con espárragos?


Comer bien, dormir bien, ir donde se desea, permanecer donde interese, no quejarse nunca y, sobre todo, huir como de la peste de los principales monumentos de la ciudad.


Hay personas que no saben perder su tiempo solas y se convierten en el flagelo de las personas que trabajan.


La vejez existe cuando se empieza a decir: nunca me he sentido tan joven.


Lo que distingue al hombre de los otros animales son las preocupaciones financieras.


No soy sincero, incluso cuando digo que no lo soy.


Nuestra crítica consiste en reprochar a los demás el no tener las cualidades que nosotros creemos tener.


Desconozco si Dios existe, pero sería mejor para su reputación que no existiera.



Jules Renard

Jules Renard, (1864-1910) Escritor y dramaturgo francés.