No hace falta renunciar al pasado al entrar en el porvenir. Al cambiar las cosas no es necesario perderlas.

John Cage

Si tienes un título universitario puedes estar seguro de una cosa... que tienes un título universitario.

Anónimo

Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver! Cuando quiero llorar, no lloro... y a veces lloro sin querer.

Rubén Darío

Así como la demasiada autoridad corrompe a los reyes, así el lujo emponzoña toda una nación.

Fénelon

El amor es fuerte como la muerte; los celos son crueles como la tumba.

Salomón

En la adversidad conviene muchas veces tomar un camino atrevido.

Lucio Anneo Séneca

La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos.

Dario Fo

La suerte favorece sólo a la mente preparada.

Isaac Asimov

El encanto de la belleza estriba en su misterio; si deshacemos la trama sutil que enlaza sus elementos, se evapora toda la esencia.

Friedrich Schiller

Cuando el amor ha sido una comedia, forzosamente el matrimonio tiene que derivar en drama.

Alphonse de Lamartine

Santiago Ramón y Cajal


¿No tienes enemigos? ¿Es que jamás dijiste la verdad o jamás amaste la justicia?


Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.


Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia.


Nos desdeñamos u odiamos porque no nos comprendemos porque no nos tomamos el trabajo de estudiarnos.


Nada me inspira más veneración y asombro que un anciano que sabe cambiar de opinión.


La simpatía es muy frecuentemente un prejuicio sentimental basado en la idea de que la cara es el espejo del alma. Por desgracia, la cara es casi siempre una careta.


Se conocen infinitas clases de necios; la más deplorable es la de los parlanchines empeñados en demostrar que tienen talento.


En cuanto el alma pierde la aureola juvenil, los generosos torneos por el aplauso son sustituidos por las egoístas competencias por el dinero.


El hombre es un ser social cuya inteligencia exige para excitarse el rumor de la colmena.


O se tienen muchas ideas y pocos amigos o muchos amigos y pocas ideas.


Apártate progresivamente, sin rupturas violentas, del amigo para quien representas un medio en vez de ser un fin.


A nadie cuesta más que a aquel que mucho desea.


Hay pocos lazos de amistad tan fuertes que no puedan ser cortados por un pelo de mujer.


Muchas veces he pensado si el mal no está puesto en el Universo como un tema de trabajo y un incentivo a nuestra curiosidad.


El arte de vivir mucho es resignarse a vivir poco a poco.


Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia.


Razonar y convencer, ¡qué difícil, largo y trabajoso! ¿Sugestionar? ¡Qué fácil, rápido y barato!


La gloria, en verdad, no es otra cosa que un olvido aplazado.


De todas las reacciones posibles ante una injuria, la más hábil y económica es el silencio.




Santiago Ramón y Cajal, (1852-1934) Médico español.