El escultor piensa en mármol.

Oscar Wilde

Lo que se mueve por sí mismo es inmortal.

Platón

Indudablemente nadie se ocupa de quien no se ocupa de nadie.

Thomas Jefferson

Sólo comprendemos aquellas preguntas que podemos responder.

Friedrich Nietzsche

Los dioses facilitan el primer verso; los demás, los hace el poeta.

Paul Ambroise Valéry

La belleza es la otra forma de la verdad.

Alejandro Casona

No hay cosa más fácil que dar consejo ni más difícil que saberlo tomar.

Lope de Vega

Intentad dejar este mundo un poco mejor de como os lo encontrásteis.

Robert Baden-Powell

Es verdaderamente libre aquel que desea solamente lo que es capaz de realizar y que hace lo que le agrada.

Jean Jacques Rousseau

Yo podría ser el último paria de mi reino, un leproso abandonado por todos, sin recuerdo y sin esperanza de goce alguno, y aún quisiera vivir.

Jacinto Benavente


Rudyard Kipling


Seis honrados servidores me enseñaron cuanto sé; sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué.


Los peores embusteros son los propios temores.


No hay mayor placer que el de encontrar un viejo amigo, salvo el de hacer uno nuevo.


Si encomiendas a un hombre más de lo que puede hacer, lo hará. Si solamente le encomiendas lo que puede hacer, no hará nada.


Siempre me he inclinado a pensar bien de todo el mundo; evita muchos problemas.


La intuición de una mujer es más precisa que la certeza de un hombre.


Toma problemas prestados, si te lo dicta tu naturaleza, pero no los prestes a tus vecinos.


La victoria y el fracaso son dos impostores, y hay que recibirlos con idéntica serenidad y con saludable punto de desdén.


Se aprende más por lo que la gente habla entre sí o por lo que se sobrentiende, que planteándose preguntas.


La más tonta de las mujeres puede manejar a un hombre inteligente, pero es necesario que una mujer sea muy hábil para manejar a un imbécil.



Rudyard Kipling

Rudyard Kipling, (1865-1936) Novelista británico.