He aprendido que una vida no vale nada, pero también que nada vale una vida.

André Malraux

En política sólo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire; jamás quien pretende que sople el aire donde pone la vela.

Antonio Machado

La ira es como el fuego; no se puede apagar sino al primer chispazo. Después es tarde.

Giovanni Papini

No hay cosa más fácil que dar consejo ni más difícil que saberlo tomar.

Lope de Vega

En la geometría no existen sectas.

Voltaire

Todo el conocimiento, la totalidad de preguntas y respuestas se encuentran en el perro.

Franz Kafka

La libertad de amar no es menos sagrada que la libertad de pensar. Lo que hoy se llama adulterio, antaño se llamó herejía.

Victor Hugo

El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos los caballos.

Platón

La naturaleza ha preparado mejor a las mujeres para ser madres y esposas, que a los hombres para ser padres y maridos. Los hombres tienen que improvisar.

T. Reik

Ser discutido, es ser percibido.

Victor Hugo


Doménico Cieri Estrada


La belleza humana es el lujo de la naturaleza.


El arte es una pausa, un encuentro de sensibilidades.


Ama si quieres influir.


Advertir la vida mientras se vive, alcanzar a vislumbrar su implacable grandeza, disfrutar del tiempo y de las personas que lo habitan, celebrar la vida y el sueño de vivir, ése es su arte.


Es un arte saber ceder en lo trivial.


La poesía no tiene tiempo, el que la lee la rescata, la hace presente y luego la regresa a su eternidad.


Si en la otra vida no hubiera música, habría que importarla.


Allí está el fastuoso escenario de la vida para los que saben mirar un poco.


La buena vida consiste en amar y hacerse amar suficiente.


El artista es siempre un perseguidor de la belleza.



Doménico Cieri Estrada

Doménico Cieri Estrada, (1954-?) Escritor mexicano.