La juventud tiene el genio vivo y el juicio débil.

Homero

El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.

Eleanor Roosevelt

La práctica debería ser producto de la reflexión, no al contrario.

Hermann Hesse

Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres peores que ellas, encargados de ejecutarlas.

Concepción Arenal

La conciencia del peligro es ya la mitad de la seguridad y de la salvación.

Ramón J. Sénder

Los cocodrilos vierten lágrimas cuando devoran a sus víctimas. He ahí su sabiduría.

Francis Bacon

En la música es acaso donde el alma se acerca más al gran fin por el que lucha cuando se siente inspirada por el sentimiento poético: la creación de la belleza sobrenatural.

Edgar Allan Poe

Las voluntades débiles se traducen en discursos; las fuertes, en actos.

Gustavo Le Bon

Mientras haya libros no existe el pasado.

Edward George Bulwer-Lytton

Conocer a un hombre y conocer lo que tiene dentro de la cabeza, son asuntos distintos.

Ernest Hemingway


Sören Aabye Kierkegaard


¡Qué irónico es que precisamente por medio del lenguaje un hombre pueda degradarse por debajo de lo que no tiene lenguaje!


Si realmente el período de noviazgo es el más bello de todos, ¿por qué se casan los hombres?.


La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más.


Toma consejo de tu enemigo.


En ninguna cosa la infidelidad es más innoble y repugnante que en el amor.


La angustia es el vértigo de la libertad.


La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia adelante.


Si te casas lo lamentarás. Si no te casas, también lo lamentarás.


El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza.



Sören Aabye Kierkegaard

Sören Aabye Kierkegaard, (1813-1855) Literato y filósofo danés.