No hay cosa que haga más daño a una nación como el que la gente astuta pase por inteligente.

Francis Bacon

La violencia no es sino una expresión del miedo.

Arturo Graf

El día precedente enseña el día que sigue.

Píndaro

Me dicen que no soy una mujer de este siglo, al gustarme la lectura pausada, y yo insisto que los pesados son los libros frívolos.

Laura Morante

El que es temido por muchos, debe temer a muchos.

Publio Siro

¿Por qué no salir de esta vida como sale de un banquete el convidado harto?

Lucrecio

No hay amor sin temor de ofender o perder lo que se ama.

Francisco de Quevedo

Nada que se consiga sin pena y sin trabajo es verdaderamente valioso.

Joseph Addison

Cuando alguien dice estar de acuerdo, en principio, en hacer algo, quiere decir que no tiene la menor intención de hacerlo.

Otto von Bismark

Las virtudes que se ostentan son vanas y falsas virtudes.

Jacques Benigne Bossuet


Walter Scott


Descansar demasiado es oxidarse.


El que sube una escalera debe empezar por el primer peldaño.


La venganza es el manjar más sabroso condimentado en el infierno.


Mira hacia atrás y ríete de los peligros pasados.


El amor propio es el más grande de todos los aduladores.


La parte más importante de la educación del hombre es aquella que él mismo se da.


A los tímidos y a los indecisos todo les resulta imposible, porque así se lo parece.



Walter Scott

Walter Scott, (1771-1832) Escritor británico.