Mientras que para la sociedad no existe mayor pecado que la vida contemplativa, los más cultos opinan que la contemplación es la ocupación natural del hombre.

Oscar Wilde

El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad más hermosa de su vida.

Stendhal

Necesitamos desesperadamente que nos cuenten historias. Tanto como el comer, porque nos ayudan a organizar la realidad e iluminan el caos de nuestras vidas.

Paul Auster

El colmo de la estupidez es aprender lo que luego hay que olvidar.

Erasmo de Rotterdam

La razón no se salvará sin la fe, pero la fe sin la razón no será humana.

Benedicto XVI

Odioso para mí, como las puertas del Hades, es el hombre que oculta una cosa en su seno y dice otra.

Homero

Únicamente el trabajo con fe cumplido es eterno como el Constructor del universo.

Thomas Carlyle

En todas las actividades es saludable, de vez en cuando, poner un signo de interrogación sobre aquellas cosas que por mucho tiempo se han dado como seguras.

Bertrand Russell

La felicidad para mi consiste en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertarme sin angustia.

Françoise Sagan

Cuanto más alto coloque el hombre su meta, tanto más crecerá.

Friedrich Schiller


Edmund Husserl


Lo experimentado como externo no pertenece a los "interno" intencional, aunque nuestra experiencia de ello resida allí, como experiencia de lo externo.


El reino de la verdad se divide, objetivamente, en distintas esferas. No está en nuestro albedrío el modo y el punto de deslinde entre las esferas de la verdad.


La meta ideal de la filosofía sigue siendo puramente la concepción del mundo, que precisamente, en virtud de su esencia, no es ciencia. La ciencia no es nada más que un valor entre otros.


Las conexiones de las verdades son distintas de las conexiones de las cosas, que son "verdaderas" en aquellas.


El juicio, la valoración, la pretensión, no son experiencias vacías que la conciencia tiene, sino experiencias compuestas de una corriente intencional.


La ciencia genuina, hasta donde alcanza su verdadera doctrina, carece de profundidad. La profundidad es cosa de la sabiduría.


El mundo nace en nosotros, como Descartes hizo reconocer, y dentro de nosotros adquiere su influencia habitual.



Edmund Husserl

Edmund Husserl, (1859-1938) Filósofo alemán.