La moda es la pugna entre el instinto natural de vestirse y el instinto natural de desnudarse.

Pitigrilli

Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella.

Lucio Anneo Séneca

El mantenimiento de la paz comienza con la autosatisfacción de cada individuo.

Dalai Lama

La ignorancia es la noche de la mente: pero una noche sin luna y sin estrellas.

Confucio

Las naturalezas inferiores repugnan el merecido castigo; las medianas se resignan a él; las superiores lo invocan.

Arturo Graf

Más vale un "toma" que dos "te daré".

Refrán

La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar.

Friedrich Nietzsche

A caballo regalado, no le mires el diente.

Refrán

No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos. No somos de ella indigentes, sino manirrotos.

Lucio Anneo Séneca

La civilización es una terrible planta que no vegeta y no florece si no es regada de lágrimas y de sangre.

Arturo Graf


Muslih-Ud-Din Saadi


Teme a quien te teme, aunque él sea una mosca y tú un elefante.


Si discutes mucho para probar tu sabiduría, pronto probarás tu ignorancia.


El hombre, por lo común, sólo sabe reconocer su felicidad en la medida de la desgracia que ha experimentado.


El exceso de severidad produce odio, como el exceso de indulgencia debilita la autoridad.


Creer que un enemigo débil no puede dañarnos, es creer que una chispa no puede incendiar el bosque.


Temo a Dios, y después de Dios temo principalmente al que no le teme.



Muslih-Ud-Din Saadi

Muslih-Ud-Din Saadi, (1184-1291) Poeta persa.