Ten paciencia con todas las cosas, pero sobre todo contigo mismo.

San Francisco de Sales

Las leyes no se mejorarían nunca si no existieran numerosas personas cuyos sentimientos morales son mejores que las leyes existentes.

John Stuart Mill

Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde.

Sócrates

No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros.

Jean Paul Sartre

En virtud de la palabra, el hombre es superior al animal; por el silencio se supera a sí mismo.

Paul Masson

Enseñar no es una función vital, porque no tienen el fin en sí misma; la función vital es aprender.

Aristóteles

Para quien ama la lisonja, es enemigo quien no es adulador.

Benito Jerónimo Feijoó

La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla.

Hermann Hesse

La poesía no tiene tiempo, el que la lee la rescata, la hace presente y luego la regresa a su eternidad.

Doménico Cieri Estrada

Muchas cosas me admiran en este mundo: esto prueba que mi alma debe pertenecer a la clase vulgar, al justo medio de las almas; sólo a las muy superiores, o a las muy estúpidas, les es dado no admirarse de nada.

Mariano José de Larra


Lope de Vega


Viviendo todo falta, muriendo todo sobra.


Porque dicen, amor, que no caminas si los celos no te calzan las espuelas.


Que es amor dulce materia para no sentir las horas que por los amantes vuelan.


La muerte es cobarde para los que no la huyen y animosa para los que la temen.


Que si ha de dar un desengaño muerte, mejor es un engaño que da vida.


La raíz de todas las pasiones es el amor. De él nace la tristeza, el gozo, la alegría y la desesperación.


La virtud tiene en sí todas las cosas; y todas le faltan a quien no la tiene.


Con viento mi esperanza navegaba; perdonóla la mar, matóla el puerto.


No sé yo que haya en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas.


La verdad de ninguna cosa tiene vergüenza sino de estar escondida.


Nadie puede apartarse de la verdad sin dañarse a sí mismo.


No quiso la lengua castellana que de casado a cansado hubiese más de una letra de diferencia.


Que pobreza no es vileza mientras no hace cosas malas.


Quien mira lo pasado, lo porvenir advierte.


El amor tiene fácil la entrada y difícil la salida.


Que no hay, para olvidar amor, remedio como otro nuevo amor, o tierra en medio.


Que más mata esperar el bien que tarda que padecer el mal que ya se tiene.


Donde hay amor no hay señor, que todo lo iguala el amor.


No hay cosa más fácil que dar consejo ni más difícil que saberlo tomar.


¡Dios me libre de enemistades de amigos!


Son celos cierto temor tan delgado y tan sutil, que si no fuera tan vil, pudiera llamarse amor.


A nadie se le dio veneno en risa.


El querer no es elección porque ha de ser accidente.


No hay placer que no tenga por límite el pesar.


Quien gobierna, mal descansa.


Que en amigotes de los que hay agora, ni deuda ni mujer está segura.


No falta razón, que esta fiesta bruta sólo ha quedado en España, y no hay nación que una cosa tan bárbara e inhumana si no es España consienta.


La liberalidad es la primera hija del amor y la piedra imán más atractiva para los hierros de la voluntad.


El oro es como las mujeres, que todos dicen mal de ellas y todos las desean.


Quien no ama la vida, no la merece. ¿Qué viene a ser esta vida, sino un breve camino para la muerte?


¡Oh, libertad gran tesoro! porque no hay buena prisión, aunque fuese en grillos de oro.


Celos son hijos del amor, mas son bastardos, te confieso.


No tiene un padre enemigos como los hijos traviesos.


Es cualquier libro discreto (que si cansa, de hablar deja) un amigo que aconseja y que reprende en secreto.



Lope de Vega

Lope de Vega, (1562-1635) Poeta, novelista y dramaturgo español.