Los que están siempre de vuelta de todo son los que nunca han ido a ninguna parte.

Antonio Machado

Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.

Montesquieu

Nada hay más peligroso que una idea cuando no se tiene más que una.

Alain

No estoy seguro de cómo me convertí en comediante o actor cómico. Tal vez no lo sea. En cualquier caso me he ganado la vida muy bien durante una serie de años haciéndome pasar por uno de ellos.

Groucho Marx

Y así va el mundo. Hay veces en que deseo sinceramente que Noé y su comitiva hubiesen perdido el barco.

Mark Twain

Boca besada no pierde fortuna, es más renueva como la luna.

Giovanni Boccaccio

Hay quién porque golpea la pared con un martillo se cree clavar clavos.

Johann Wolfgang Goethe

En el orden de las vicisitudes humanas no es siempre la mayoría de la masa física la que decide, sino que es la superioridad de la fuerza moral la que inclina hacia sí la balanza política.

Simón Bolívar

Dios prefiere a la gente corriente, por eso ha hecho tanta.

Abraham Lincoln

El valor de un acto se juzga por su oportunidad.

Lao-tsé


Jean Paul Sartre


Todos los medios son buenos cuando son eficaces.


No perdamos nada de nuestro tiempo; quizá los hubo más bellos, pero este es el nuestro.


Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad.


No se es escritor por haber elegido decir ciertas cosas, sino por la forma en que se digan.


Basta con que un hombre odie a otro para que el odio vaya corriendo hasta la humanidad entera.


Un hombre no es otra cosa que lo que hace de sí mismo.


Lo más aburrido del mal es que a uno lo acostumbra.


Nunca las noticias son malas para los elegidos de Dios.


Trata de amar al prójimo. Ya me dirás el resultado.


Cada hombre tiene que inventar su camino.


Incluso el pasado puede modificarse; los historiadores no paran de demostrarlo.


La conciencia sólo puede existir de una manera, y es teniendo conciencia de que existe.


A los verdugos se les reconoce siempre. Tienen cara de miedo.


Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace.


Soñar en teoría, es vivir un poco, pero vivir soñando es no existir.


Cuando los ricos se hacen la guerra, son los pobres los que mueren.


El mundo podría existir muy bien sin la literatura, e incluso mejor sin el hombre.


El hombre está condenado a ser libre.


La libertad es lo que haces con lo que te han hecho.


La fe, incluso la profunda, nunca es completa.


Mi libertad se termina donde empieza la de los demás.


No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros.


Nadie debe cometer la misma tontería dos veces, la elección es suficientemente amplía.


Los cobardes son los que se cobijan bajo las normas.


Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es.


Es por el hombre que hay valores en el mundo.


El hombre nace libre, responsable y sin excusas.


Desconfío de la incomunicabilidad; es la fuente de toda violencia.



Jean Paul Sartre

Jean Paul Sartre, (1905-1980) Filósofo y escritor francés.