El sufrimiento más intolerable es el que produce la prolongación del placer más intenso.

George Bernard Shaw

Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.

Albert Einstein

Lo que da valor a un placer es usarlo raramente.

Juvenal

Cuando mejor es uno, tanto más difícilmente llega a sospechar de la maldad de los otros.

Marco Tulio Cicerón

¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

Albert Einstein

Es curioso lo lejana que resulta una desgracia cuando no nos atañe personalmente.

John Ernst Steinbeck

La ciencia avanza a pasos, no a saltos.

Thomas Macaulay

Toda existencia individual está determinada por innumerables influencias del ambiente humano.

Georg Simmel

El hombre tiene mil planes para sí mismo. El azar, sólo uno para cada uno.

Mencio

No más partidos, no más autoridad, libertad absoluta del hombre y del ciudadano: esta es mi profesión de fe social y política.

Pierre Joseph Proudhon

Gabriel García Márquez


La sabiduría nos llega cuando ya no nos sirve de nada.


El escritor escribe su libro para explicarse a sí mismo lo que no se puede explicar.


No tenemos otro mundo al que podernos mudar.


Nunca releo mis libros, porque me da miedo.


El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.


La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado.


Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no.


El mundo habrá acabado de joderse el día en que los hombres viajen en primera clase y la literatura en el vagón de carga.


Creo que las mujeres sostienen el mundo en vilo, para que no se desbarate mientras los hombres tratan de empujar la historia. Al final, uno se pregunta cuál de las dos cosas será la menos sensata.


Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.


No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad.


Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía.


El periodismo es el mejor oficio del mundo.


La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla.


El amor se hace más grande y noble en la calamidad.


El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno.


El amor es tan importante como la comida. Pero no alimenta.


Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.


El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo.


En todo momento de mi vida hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres y en las cuales se orientan mejor con menos luces.


La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir.


Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra.


Así es -suspiró el coronel-. La vida es la cosa mejor que se ha inventado.


La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.


Me desconcierta tanto pensar que Dios existe, como que no existe.


Hay que ser infiel, pero nunca desleal.




Gabriel García Márquez, (1927-?) Escritor colombiano.