La mente siempre tiene razón, mientras que el apetito y la imaginación pueden equivocarse.

Aristóteles

Ciertos pensamientos son plegarias. Hay momentos en que, sea cual fuere la actividad del cuerpo, el alma está de rodillas.

Victor Hugo

Nuestra sociedad es masculina, y hasta que no entre en ella la mujer no será humana.

Henrik Johan Ibsen

Vale la pena conocer al enemigo... entre otras cosas por la posibilidad de que algún día se convierta en un amigo.

Margaret Thatcher

El arte de vivir es sacrificar una pasión baja a otra más alta.

François Mauriac

La belleza es ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica.

Jorge Luis Borges

Hay momentos en la vida de todo político, en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios.

Abraham Lincoln

Mientras que el corazón tiene deseo, la imaginación conserva ilusiones.

René de Chateaubriand

El hombre más rico del mundo no es el que conserva el primer duro que ganó, sino el que conserva el primer amigo que tuvo.

Marta Mason

La fe, incluso la profunda, nunca es completa.

Jean Paul Sartre


Ovidio


El alma descansa cuando echa sus lágrimas; y el dolor se satisface con su llanto.


Ofrecer amistad al que pide amor es como dar pan al que muere de sed.


La abundancia me hizo pobre.


Se hace ligera la carga que se sabe llevar bien.


¡Pobre de mí! El amor no se cura con hierbas.


Muy frágil es la belleza.


Las causas están ocultas. Los efectos son visibles para todos.


La envidia, el más mezquino de los vicios, se arrastra por el suelo como una serpiente.


No se desea lo que no se conoce.


Las mujeres lo negaran o lo aceptaran, pero lo que siempre quieren es que se lo pidamos.


Huyo de lo que me sigue; voy detrás de lo que huye de mí.


En el amor no basta atacar, hay que tomar la plaza.


No os entreguéis por demasiado a la ira; una ira prolongada engendra odio.


El amor a la patria es más patente que la razón misma.


La esperanza hace que agite el naufrago sus brazos en medio de las aguas, aún cuando no vea tierra por ningún lado.


Mucho amor germina en la casualidad; tened siempre dispuesto el anzuelo, y en el sitio que menos lo esperáis encontraréis pesca.


El regalo tiene la categoría de quien lo hace.


Nada es más útil al hombre que aquellas artes que no tienen ninguna utilidad.


Así corrompe el ocio al cuerpo humano, como se corrompen las aguas si están quedas.


Nada hay más fuerte que el hábito.


Compra lo necesario, no lo conveniente.


Todo amante es un soldado en guerra.


El que ha naufragado tiembla incluso ante las olas tranquilas.


Apresúrate; no te fíes de las horas venideras. El que hoy no está dispuesto, menos lo estará mañana.


La gota horada la roca, no por su fuerza sino por su constancia.



Ovidio

Ovidio, (43 AC-17) Poeta latino.