No se nace sino que se deviene mujer.

Simone de Beauvoir

Vivir para los demás no es solamente una ley de deber, sino también una ley de felicidad.

Auguste Comte

Ama a tu vecino, pero no derribes vuestra verja.

George Herbert

Se puede admitir la fuerza bruta, pero la razón bruta es insoportable.

Oscar Wilde

Escojo a mis amigos por su buena apariencia, a mis conocidos por su carácter y a mis enemigos por su razón.

Oscar Wilde

Una mujer disfruta con la certeza de acariciar un cuerpo cuyos secretos conoce y cuyas preferencias son sugeridas por el suyo propio.

Colette

Dejad pensar al pueblo que gobierna y se dejará gobernar.

William Penn

El jarrón da forma al vacío y la música al silencio.

Georges Braque

No quiero alcanzar la inmortalidad mediante mi trabajo, sino simplemente no muriendo.

Woody Allen

Las enfermedades son los intereses que se pagan por los placeres.

John Ray


Rosa Chacel


Claro que hay que romper las barreras, pero ¿con qué ariete?



Rosa Chacel

Rosa Chacel, (1898-1994) Escritora española.