¿Qué cosa más grande que tener a alguien con quien te atrevas a hablar como contigo mismo?

Marco Tulio Cicerón

He dicho muchas veces que la política es la segunda profesión más baja y me he dado cuenta de que guarda una estrecha similitud con la primera.

Ronald Reagan

Los legisladores necesitan ciertamente una escuela de moral.

Simón Bolívar

El ardimiento juvenil en sus comienzos es fogoso, pero languidece fácilmente y no dura; es el humo de una fogata liviana.

Lucio Anneo Séneca

La sociedad es un manicomio cuyos guardianes son los funcionarios de policía.

Johann August Strindberg

La mediocridad es lo excelente para los mediocres.

Joseph Joubert

El alma es un vaso que solo se llena con eternidad.

Amado Nervo

Cuanto menos poseemos, más podemos poseer.

Madre Teresa de Calcuta

A los elefantes les cuesta mucho adaptarse, las cucarachas sobreviven a todo.

Peter Drucker

A menudo es fatal vivir demasiado tiempo.

Jean-Baptiste Racine

Jean de la Fontaine

Jean de la Fontaine


Todo adulador vive a expensas de quien lo escucha.


Nadie tiene dominio sobre el amor, pero el amor domina todas las cosas.


La sabiduría es un tesoro que nunca causa entorpecimientos.


Lo bello nos atrae, despreciamos lo útil; y lo bello muchas veces nos pierde.


A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo.


La paciencia y el tiempo hacen más que la fuerza y la violencia.


Cualquier poder, si no se basa en la unión, es débil.


Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda.


Cosa dulce es un amigo verdadero; bucea en el fondo de nuestro corazón inquiriendo nuestras necesidades. No ahorra el tener que descubrirlas por nosotros mismos.


Engañar al que engaña es doblemente entretenido.


La amistad, como la sombra vespertina, se ensancha en el ocaso de la vida.


La imaginación tiene sobre nosotros mucho más imperio que la realidad.


La avaricia lo pierde todo por quererlo todo.


De nada sirve el correr; lo que conviene es partir a tiempo.


El trabajo es el único capital no sujeto a quiebras.


La mayor desgracia es merecer la desgracia.


Ningún camino de flores conduce a la gloria.


Las personas que hacen poco ruido son peligrosas.


Por su obra se conoce al artesano.


La desdicha es el vínculo más estrecho de los corazones.


La vergüenza de confesar el primer error, hace cometer muchos otros.



Jean de la Fontaine

Jean de la Fontaine, (1621-1695) Escritor y poeta francés.