Los animales son de Dios. La bestialidad es humana.

Victor Hugo

Todavía no se han levantado las barreras que le digan al genio: "De aquí no pasarás".

Ludwig van Beethoven

La vida es un negocio en el que no se obtiene una ganancia que no vaya acompañada de una pérdida.

Arturo Graf

Las matemáticas no mienten, lo que hay son muchos matemáticos mentirosos.

Henry David Thoreau

El amor es la más noble flaqueza del espíritu.

John Dryden

La libertad no es fruto que crezca en todos los climas, y por ello no está al alcance de todos los pueblos.

Jean Jacques Rousseau

Perdona siempre a los demás, nunca a ti mismo.

Publio Siro

No hay que ser pesimista ni tener esperanza.

Leonard Cohen

La sociedad liberal se paralizará si deja de ser autocrítica.

Octavio Paz

La hipocresía es el colmo de todas las maldades.

Molière


Robert Louis Stevenson


De cualquier forma los celos son en realidad una consecuencia del amor: os guste o no, existen.


Odio al cinismo más que al diablo, a menos que ambos sean la misma cosa.


La política es quizá la única profesión para la que no se considera necesaria ninguna preparación


Sexo: lo que sucede en diez minutos es algo que excede a todo el vocabulario de Shakespeare.


Las mentiras más crueles son dichas en silencio.


Un amigo es una imagen que tienes de ti mismo.


Todos los seres humanos están hechos a base de bien y mal.


No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y un camino a mis pies.


Mi memoria es magnífica para olvidar.


Vale más vivir y morir de una vez, que no languidecer cada día en nuestra habitación bajo el pretexto de preservarnos.


Lo importante no es llegar sino ir.


El matrimonio es como la vida real; un campo de batalla y no un lecho de rosas.


Es quizás más afortunado disfrutar coleccionando caracolas que el haber nacido millonario.


El precio que tenemos que pagar por el dinero se paga en libertad.


Toda palabra dicha o escrita es lenguaje muerto.


No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices.


Yo no viajo para ir a alguna parte, sino por ir. Por el hecho de viajar. La cuestión es moverse.


Ser lo que somos y convertirnos en lo que somos capaces de ser es la única finalidad de la vida.


Algo debe haber hecho mal o no sería tan famoso.


Tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir.



Robert Louis Stevenson

Robert Louis Stevenson, (1850-1894) Escritor británico.