El andar tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos.

Miguel de Cervantes Saavedra

No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo.

Albert Camus

No puede esperarse que los hombres sean trasladados del despotismo a la libertad en un lecho de plumas.

Thomas Jefferson

La reconciliación es más bella que la victoria.

Violeta Chamorro

Cuando hay libertad, todo lo demás sobra.

José de San Martín

¡Ay del hombre que quiere actuar sinceramente en el amor!

George Sand

La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve.

Martin Luther King

Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los "cómos".

Friedrich Nietzsche

Las conversaciones siempre son peligrosas si se quiere esconder alguna cosa.

Agatha Christie

Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía.

Gabriel García Márquez

Santiago Ramón y Cajal


¿No tienes enemigos? ¿Es que jamás dijiste la verdad o jamás amaste la justicia?


Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.


Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia.


Nos desdeñamos u odiamos porque no nos comprendemos porque no nos tomamos el trabajo de estudiarnos.


Nada me inspira más veneración y asombro que un anciano que sabe cambiar de opinión.


La simpatía es muy frecuentemente un prejuicio sentimental basado en la idea de que la cara es el espejo del alma. Por desgracia, la cara es casi siempre una careta.


Se conocen infinitas clases de necios; la más deplorable es la de los parlanchines empeñados en demostrar que tienen talento.


En cuanto el alma pierde la aureola juvenil, los generosos torneos por el aplauso son sustituidos por las egoístas competencias por el dinero.


El hombre es un ser social cuya inteligencia exige para excitarse el rumor de la colmena.


O se tienen muchas ideas y pocos amigos o muchos amigos y pocas ideas.


Apártate progresivamente, sin rupturas violentas, del amigo para quien representas un medio en vez de ser un fin.


A nadie cuesta más que a aquel que mucho desea.


Hay pocos lazos de amistad tan fuertes que no puedan ser cortados por un pelo de mujer.


Muchas veces he pensado si el mal no está puesto en el Universo como un tema de trabajo y un incentivo a nuestra curiosidad.


El arte de vivir mucho es resignarse a vivir poco a poco.


Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia.


Razonar y convencer, ¡qué difícil, largo y trabajoso! ¿Sugestionar? ¡Qué fácil, rápido y barato!


La gloria, en verdad, no es otra cosa que un olvido aplazado.


De todas las reacciones posibles ante una injuria, la más hábil y económica es el silencio.




Santiago Ramón y Cajal, (1852-1934) Médico español.