El que no es bello a los veinte, ni fuerte a los treinta, ni rico a los cuarenta, ni sabio a los cincuenta, nunca será ni bello, ni fuerte, ni rico, ni sabio.

George Herbert

Lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura.

Francisco de Quevedo

La gloria es un veneno que hay que tomar en pequeñas dosis.

Honoré de Balzac

El trabajo y la lucha llaman siempre a los mejores.

Lucio Anneo Séneca

Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras.

Lao-tsé

Se perdona mientras se ama.

François de la Rochefoucauld

En el arte como en el amor la ternura es lo que da la fuerza.

Oscar Wilde

Las ciudades son el abismo de la especie humana.

Jean Jacques Rousseau

El estado es un inmenso cementerio al que van enterrarse todas las manifestaciones de la vida individual.

Mijail Bakunin

Si no tienes enemigos es señal que la fortuna te ha olvidado.

Thomas Fuller

Anónimo

Anónimo


Si deseas ser un escritor, ¡escribe!


La felicidad siempre viaja de incógnito. Sólo después que ha pasado, sabemos de ella.


Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida.


Lo que pongas en los primeros años de tu vida quedará en ella hasta más allá de la muerte.


Ahora que estás lejos de mi, no sabes cuanto te extraño !!


Las personas más insoportables son los hombres que se creen geniales y las mujeres que se creen irresistibles.


La felicidad que da el dinero está en no tener que preocuparse por él.


Las obras maestras del arte tienen a los ricos por esposos, pero a los pobres por amantes.


Tratar de olvidar a alguien es querer recordarlo para siempre.


Los amigos son como la sangre, cuando se está herido acuden sin que se los llame.


¿No es extraño? Los mismos que se ríen de los adivinos se toman en serio a los economistas.


No existe el amor, sino las pruebas de amor, y la prueba de amor a aquel que amamos es dejarlo vivir libremente.


El que quiera azul celeste, que se acueste.


El amor es el poder iniciador de la vida; la pasión posibilita su permanencia.


Lo único bueno de equivocarse es la alegría que produce a los demás.


El primer suspiro de amor es el último de la razón


El optimista encuentra una respuesta para cada problema. El pesimista ve un problema en cada respuesta.


No hay leyes, ni tradiciones ni reglas que se puedan aplicar universalmente incluyendo ésta.


La vida seria intolerable si la muerte no fuera peor.


La política es el arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros.


Una sonrisa significa mucho. Enriquece a quien la recibe; sin empobrecer a quien la ofrece. Dura un segundo pero su recuerdo, a veces, nunca se borra.


Como no sabían que era imposible lo hicieron.


El optimista tiene siempre un proyecto; el pesimista, una excusa.


Te quiero, a pesar del tiempo.


El fenómeno de la televisión demuestra que la gente está dispuesta a ver cualquier cosa con tal de no verse a sí misma.


Tolerancia es esa sensación molesta de que al final el otro pudiera tener razón.


La Ilusión despierta el empeño y solamente la paciencia lo termina.


Lo que hoy siente tu corazón, mañana lo entenderá tu cabeza.


La ilusión vale cuando la realidad la toma de la mano.


El que escribe en el alma de un niño escribe para siempre.


La mujer celosa en sí no reposa, y al marido siempre le trae afligido.


Nunca conserva firmes amistades quien sólo va atento a sus pretensiones.


El que es capaz de dominarse hasta sonreír en la mayor de sus dificultades, es el que ha llegado a poseer la sabiduría de la vida.


La vida no es un problema para ser resuelto, es un misterio para ser vivido.


La prosperidad hace amistades, y la adversidad las prueba.


Nada suena tan estridente a los oídos del autor como el silencio de la crítica.


Si tienes mucho, da mucho; si tienes poco, da poco: pero da siempre.


Buena cosa es tener amigos, pero mala el tener necesidad de ellos.


Lo peor de la ignorancia es que, a medida que se prolonga, adquiere confianza.


Haz que las contrariedades te alienten y los obstáculos te engrandezcan.


El regalo de un libro, además de obsequio, es un delicado elogio.


Algunos llaman razonamiento a encontrar argumentos para seguir creyendo lo que creen.


¡Que paren la Tierra, que yo me bajo !!


Todos los problemas tienen la misma raíz: el miedo, que desaparece gracias al amor; pero el amor nos da miedo.


El amor es: el dolor de vivir lejos del ser amado.


Si tienes un título universitario puedes estar seguro de una cosa... que tienes un título universitario.


Nunca la persona llega a tal grado de perfección como cuando llena un impreso de solicitud de trabajo.


Sonríe aunque sólo sea una sonrisa triste, porque más triste que la sonrisa triste, es la tristeza de no saber sonreír.


La historia la escriben los vencedores.


El amor eterno dura 2 o 3 meses


Saber escuchar es el mejor remedio contra la soledad.


Proteger el gusto es matar el arte.


Odiar a alguien es otorgarle demasiada importancia.


El trabajo es lo más divertido, podríamos pasarnos horas observándolo.


El maquillaje que embellece más es una sonrisa sincera.


Somos lo que hacemos, no lo que pensamos ni lo que sentimos.


El verdadero amigo es aquel que a pesar de saber como eres te quiere.


Deseara yo que los libros se hiciesen para enseñar en vez de eso se escriben para hacer alarde de saber.


El optimista es una parte de la respuesta. El pesimista es siempre una parte del problema.


Cásate demasiado pronto y te arrepentirás demasiado tarde.


Vivir en la Tierra es caro pero ello incluye un viaje gratis alrededor del sol cada año.


Conclusión es el lugar donde llegaste cansado de pensar.


El camino no es largo cuando amas a quien vas a visitar.


Cada pueblo tiene el gobierno que se merece.


Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.


Las heridas de la calumnia se cierran pero quedan las cicatrices.


Si todo parece estar yendo bien, obviamente has pasado algo por alto.


Es mil veces más fácil no decir lo que pensamos en un momento de ira, que disculparnos después.


Hay que perder la mitad del tiempo, para poder emplear la otra mitad.


Los amigos ciertos son los probados en hechos.


Las cifras no mienten, pero los mentirosos también usan cifras.


Los amigos son como los taxis, cuando hay mal tiempo escasean.


No sabré hacerlo, no ha producido jamás buen resultado. Probaré a hacerlo, ha obrado casi siempre maravillas. Lo haré, ha conseguido milagros.


Después de lo malo, viene lo bueno.


Los padres de familia suelen hablar de la nueva generación como si no tuvieran nada que ver con ella.



Anónimo

Anónimo,