Los vuelos naturales del espíritu humano no van de placer a placer, sino de una esperanza a otra.

Samuel Johnson

La obediencia simula subordinación, lo mismo que el miedo a la policía simula honradez.

George Bernard Shaw

A cierta edad, un poco por amor propio, otro poco por picardía, las cosas que más deseamos son las que fingimos no desear.

Marcel Proust

¡Ah qué grande es el mundo a la luz de las lámparas! ¡Y qué pequeño es a los ojos del recuerdo!

Charles Baudelaire

Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa.

Gilbert Keith Chesterton

Sólo la mano que borra puede escribir la verdad.

Eckhart de Hochheim

Para la mayoría de nosotros la verdadera vida es la vida que no llevamos.

Oscar Wilde

El amor a la patria es más patente que la razón misma.

Ovidio

El loco no puede reincorporarse a la realidad, está permanentemente viviendo su fantasía.

Carlos Castilla del Pino

Todos los órganos humanos se cansan alguna vez, salvo la lengua.

Konrad Adenauer

Pablo Neruda


La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad.


Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera.


Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.


Sembremos la llanura antes de arar la loma.


En un beso, sabrás todo lo que he callado.


Para mi corazón basta tu pecho, para tu libertad bastan mis alas.


Conocer el amor de los que amamos es el fuego que alimenta la vida.


Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano.


En mi casa he reunido juguetes pequeños y grandes, sin los cuales no podría vivir. El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta.


Yo creía que la ruta pasaba por el hombre, y que de allí tenía que salir el destino.


El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba un pan.


Por qué se me vendrá todo el amor de golpe cuando me siento triste, y te siento lejana ...


Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan.


Para que nada nos separe que nada nos una.


Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!


Es tan corto el amor y tan largo el olvido.


¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?.


La poesía nace del dolor. La alegría es un fin en sí misma.




Pablo Neruda, (1904-1973) Poeta chileno.