Cuando un médico va detrás del féretro de su paciente, a veces la causa sigue al efecto.

Robert Koch

Cuando se viaja en avión solamente existen dos clases de emociones: el aburrimiento y el terror.

Orson Welles

Soy tan partidario de la disciplina del silencio que podría hablar horas enteras sobre ella.

George Bernard Shaw

En la guerra como en el amor, para acabar es necesario verse de cerca.

Napoleón Bonaparte

El amor puede hacerlo todo, y también lo contrario de todo.

Alberto Moravia

Nos hemos de liberar de la falsa idea de que la fe ya no tiene nada que decir a los hombres de hoy.

Benedicto XVI

No hay que elegir por esposa sino a la mujer que uno elegiría por amigo si fuera hombre.

Joseph Joubert

Los países libres son aquellos en los que son respetados los derechos del hombre y donde las leyes, por consiguiente, son justas.

Maximilian Robespierre

Hemos preparado a los hombres para pensar en el futuro como una tierra prometida que alcanzan los héroes, no como lo que cualquiera alcanza a un ritmo de sesenta minutos por hora, haga lo que haga.

Clive Staples Lewis

A menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada.

Winston Churchill


René de Chateaubriand


No creo que el arte de citar esté al alcance de todos esos espíritus pequeños que, no encontrando nada en sí mismos, todo lo tiene que tomar de otros.


El hombre que comprendiese a Dios sería otro Dios.


¡Por tus besos vendería el porvenir!


Mientras que el corazón tiene deseo, la imaginación conserva ilusiones.


Una multitud es como un vasto desierto de hombres.


La muerte es más dura asumirla que padecerla.


La verdad política, cualesquiera que sean sus formas, no es más que el orden y la libertad.


La justicia es el pan del pueblo; siempre está hambriento de ella.


El sueño devora la existencia: es lo que tiene de bueno.


Nuestras ilusiones no tienen límites; probamos mil veces la amargura del cáliz y, sin embargo, volvemos a arrimar nuestros labios a su borde.


El aburrimiento no puede existir donde quiera que haya una reunión de buenos amigos.


La pena de muerte sólo se ha perpetuado por una especie de crimen legal.


Una buena acción es una lección insolente para los que no tienen el valor de ejecutarla.


Los bosques preceden a las civilizaciones, los desiertos las siguen.


Casi todos los crímenes que castiga la ley se deben al hambre.


El escritor original no es aquel que no imita a nadie, sino aquel a quien nadie puede imitar.


Hay palabras que sólo deberían servir una vez.


No se debe usar el desprecio sino con gran economía, debido al gran número de necesitados.



René de Chateaubriand

René de Chateaubriand, (1768-1848) Diplomático y escritor francés.