En caso de vida o muerte se debe estar con el más prójimo.

Antonio Machado

El único deber que tenemos con la historia es rescribirla.

Oscar Wilde

Llamo rumiantes a los hombres que se pasan rumiando la miseria humana, preocupados de no caer en tal o cual abismo.

Miguel de Unamuno

Hay un solo niño bello en el mundo y cada madre lo tiene.

José Martí

La lucha siempre merece la pena si el fin vale la pena y los medios son honestos.

Steven Brust

Más vale ser cabeza de ratón que cola de león.

Refrán

El arte del descanso es una parte del arte de trabajar.

John Ernst Steinbeck

Es mucho más difícil describir que opinar. Infinitamente más. En vista de lo cual, todo el mundo opina.

Josep Pla

Ni siquiera un dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo.

Buda

Un hombre de estado debe tener el corazón en la cabeza.

Napoleón Bonaparte

Samuel Johnson


Las grandes obras son hechas no con la fuerza, sino con la perseverancia.


Las cadenas del hábito son generalmente demasiado débiles para que las sintamos, hasta que son demasiado fuertes para que podamos romperlas.


Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse siempre frustrada, pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción.


Se puede tener por compañera la fantasía, pero se debe tener como guía a la razón.


Padres no podemos tener más que una vez; se promete demasiado el que entra en la vida con la esperanza de hallar muchos amigos.


Casarse por segunda vez es el triunfo de la esperanza sobre la experiencia.


Para poder enseñar a todos los hombres a decir la verdad, es preciso que aprendan a oírla.


El autor que ha alcanzado fama, corre el riesgo de verla disminuir, tanto si sigue escribiendo como si deja de hacerlo.


El lenguaje es el vestido de los pensamientos.


La libertad, por lo que respecta a las clases sociales inferiores de cada país, es poco más que la elección entre trabajar o morirse de hambre.


En la mayoría de los hombres, las dificultades son hijas de la pereza.


Nuestro ánimo se inclina a confiar en aquellos a quienes no conocemos por esta razón: porque todavía no nos han traicionado.


Cualquier preponderancia de la fantasía sobre la razón es un grado de locura.


Casi todo lo absurdo de nuestra conducta es resultado de imitar a aquellos a los que no podemos parecernos.


En el idioma está el árbol genealógico de una nación


Los vuelos naturales del espíritu humano no van de placer a placer, sino de una esperanza a otra.




Samuel Johnson, (1709-1784) Escritor inglés.