Ves cosas y dices,"¿Por qué?" Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo, "¿Por qué no?".

George Bernard Shaw

Si encomiendas a un hombre más de lo que puede hacer, lo hará. Si solamente le encomiendas lo que puede hacer, no hará nada.

Rudyard Kipling

Cuando el espíritu está abatido, es menester sacudirlo.

Voltaire

¿Quieres tener un gran imperio? Impera sobre ti mismo.

Publio Siro

Es preciso saber lo que se quiere; cuando se quiere, hay que tener el valor de decirlo, y cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo.

Georges Benjamin Clemenceau

La libertad no es simplemente un privilegio que se otorga; es un habito que ha de adquirirse.

David Lloyd George

Todo lo que se llama estudiar y aprender no es otra cosa que recordar.

Platón

No se acuerda el cura de cuando fue sacristán.

Refrán

Enseñemos a perdonar; pero enseñemos también a no ofender. Sería más eficiente.

José Ingenieros

Cuando somos jóvenes lamentamos no tener una mujer, cuando nos hacemos viejos lamentamos no tener a la mujer.

Cesare Pavese

Elbert Hubbard


Cultiva sólo aquellos hábitos que quisieras que dominaran tu vida.


Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere.


No se tome la vida demasiado en serio; nunca saldrá usted vivo de ella.


Todo hombre es tonto de remate al menos durante cinco minutos al día. La sabiduría consiste en no rebasar el límite.


Nadie necesita más unas vacaciones que el que acaba de tenerlas.


Un fracasado es un hombre que ha cometido un error, pero que no es capaz de convertirlo en experiencia.


Existe algo mucho más escaso, fino y raro que el talento. Es el talento de reconocer a los talentosos.


Las inteligencias poco capaces se interesan en lo extraordinario; las inteligencias poderosas en las cosas ordinarias.


La democracia tiene por lo menos un mérito, y es que un miembro del Parlamento no puede ser más incompetente que aquellos que le han votado.


El camino de la civilización está pavimentado con envases de hojalata.


Un conservador es un hombre demasiado cobarde para luchar y demasiado gordo para huir.


La pena uno puede soportarla solo, mas para estar alegre se necesitan dos.


Una máquina puede hacer el trabajo de 50 hombres corrientes. Pero no existe ninguna máquina que pueda hacer el trabajo de un hombre extraordinario.


Triste puedo estar solo: para estar alegre, necesito compañía.


La mentira es un triste sustituto de la verdad, pero es el único que se ha descubierto hasta ahora.




Elbert Hubbard, (1856-1915) Ensayista estadounidense.