El auténtico problema no es si las máquinas piensan, sino si lo hacen los hombres.

Frederic Burrhus Skinner

El arte es el hombre añadido a la naturaleza.

Vincent Van Gogh

Las personas cambian y generalmente se olvidan de comunicar dicho cambio a los demás.

Lilliam Hellman

Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas.

Ernesto Sábato

Los viajes sirven para conocer las costumbres de los distintos pueblos y para despojarse del prejuicio de que sólo es la propia patria se puede vivir de la manera a que uno está acostumbrado.

René Descartes

El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar.

Winston Churchill

El verdadero amor no se conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece.

Jacinto Benavente

Las obras de arte se dividen en dos categorías: las que me gustan y las que no me gustan. No conozco ningún otro criterio.

Antón Pavlovich Chéjov

Vivir es lo más raro de este mundo, pues la mayor parte de los hombres no hacemos otra cosa que existir.

Oscar Wilde

La ignorancia está menos lejos de la verdad que el prejuicio.

Denis Diderot


Hermann Hesse


La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el ensayo de un camino, el boceto de un sendero.


Lo blando es más fuerte que lo duro; el agua es más fuerte que la roca, el amor es más fuerte que la violencia.


He sido un hombre que busca y aun lo sigo siendo, pero ya no busco en las estrellas y en los libros, sino en las enseñanzas de mi sangre.


La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla.


Sin el animal que habita dentro de nosostros somos ángeles castrados.


Los libros sólo tienen valor cuando conducen a la vida y le son útiles.


Hacer versos malos depara más felicidad que leer los versos más bellos.


La divinidad está en ti, no en conceptos o en libros.


Hay quienes se consideran perfectos, pero es sólo porque exigen menos de sí mismos.


Para que pueda surgir lo posible es preciso intentar una y otra vez lo imposible.


La práctica debería ser producto de la reflexión, no al contrario.


Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros.


Cuando alguien que de verdad necesita algo lo encuentra, no es la casualidad quien se lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello.


No digas de ningún sentimiento que es pequeño o indigno. No vivimos de otra cosa que de nuestros pobres, hermosos y magníficos sentimientos, y cada uno de ellos contra el que cometemos una injusticia es una estrella que apagamos.


Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros.



Hermann Hesse

Hermann Hesse, (1877-1962) Escritor suizo, de origen alemán.