Una buena novela nos dice la verdad sobre su protagonista; pero una mala nos dice la verdad sobre su autor.

Gilbert Keith Chesterton

En casa del herrero, cuchillo de palo.

Refrán

El egoísmo es el único ateísmo verdadero; el anhelo y el desinterés, la única religion verdadera.

Israel Zangwill

La peor verdad sólo cuesta un gran disgusto. La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande.

Jacinto Benavente

Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud.

Aristóteles

No creo en la casualidad ni en la necesidad; mi voluntad es el destino.

John Milton

No hay cristales de más aumento que los propios ojos del hombre cuando miran su propia persona.

Alexander Pope

Lo mejor es enemigo de lo bueno

Refrán

El deseo y la felicidad no pueden vivir juntos.

Epicteto de Frigia

El que quiere todo lo que sucede, consigue que suceda cuanto quiere. ¡Omnipotencia humana por resignación!. A esta resignación sólo por la gracia se llega.

Miguel de Unamuno


Fiodor Dostoievski


Los celosos son los primeros que perdonan, todas las mujeres lo saben.


La mujer, sólo el diablo sabe lo que es; yo no lo sé en absoluto.


Hay que querer hasta el extremo de alcanzar el fin; todo lo demás son insignificancias.


¡Cuán bueno hace al hombre la dicha! Parece que uno quisiera dar su corazón, su alegría. ¡Y la alegría es contagiosa!


Amo a la humanidad, pero, para sorpresa mía, cuanto más quiero a la humanidad en general, menos cariño me inspiran las personas en particular.


El hombre se complace en enumerar sus pesares, pero no enumera sus alegrías.


Después de un fracaso, los planes mejor elaborados parecen absurdos.


Se sufre de dos clases de celos: los del amor y los del amor propio.


Es al separarse cuando se siente y se comprende la fuerza con que se ama.


Hermanos, no temáis al pecado de los hombres; amad al hombre aún en su pecado, pues un tal amor aseméjase a Dios.


El verdadero dolor, el que nos hace sufrir profundamente, hace a veces serio y constante hasta al hombre irreflexivo; incluso los pobres de espíritu se vuelven más inteligentes después de un gran dolor.


Creo en la vida eterna en este mundo, hay momentos en que el tiempo se detiene de repente para dar lugar a la eternidad.


El secreto de la existencia no consiste solamente en vivir, sino en saber para que se vive.


Es difícil juzgar la belleza: la belleza es un enigma.



Fiodor Dostoievski

Fiodor Dostoievski, (1821-1881) Novelista ruso.