El problema con los árbitros es que conocen las reglas, pero no conocen el juego.

William Shankly

Donde no hay caridad no puede haber justicia.

San Agustín de Hipona

Las leyes inútiles debilitan a las necesarias.

Montesquieu

El que algo sea cierto no significa que sea convincente, ni en la vida ni en el arte.

Truman Capote

La religión esta en el corazón, no en las rodillas.

Douglas Williams Jerrold

El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo.

Friedrich Nietzsche

La verdad es que amamos la vida, no porque estemos acostumbrados a ella, sino porque estamos acostumbrados al amor.

Friedrich Nietzsche

La belleza se define como la manifestación sensible de la idea.

Georg Wilhelm Friedrich Hegel

Las costumbres del que nos habla nos convencen más que sus razonamientos.

Menandro de Atenas

Lo que es digno de hacerse, es digno de que se haga bien.

Conde de Chesterfield

Karl Marx


Los seres humanos hacen su propia historia, aunque bajo circunstancias influidas por el pasado.


La manera cómo se presentan las cosas no es la manera como son; y si las cosas fueran como se presentan la ciencia entera sobraría.


El motor de la historia es la lucha de clases.


Nadie combate la libertad; a lo sumo combate la libertad de los demás. La libertad ha existido siempre, pero unas veces como privilegio de algunos, otras veces como derecho de todos.


Los desposeídos tienen un mundo que ganar.


El hombre es el ser supremo para el hombre.


La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas.


El progreso social puede ser medido por la posición social del sexo femenino.


El poder político es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra.


El obrero tiene más necesidad de respeto que de pan.


El ejecutivo del Estado moderno no es otra cosa que un comité de administración de los negocios de la burguesía.


La religión es el opio del pueblo.


La razón siempre ha existido, pero no siempre en una forma razonable.


Los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de distintos modos; de lo que se trata es de transformarlo.




Karl Marx, (1818-1883) Filósofo y economista alemán.