Nadie tan aficionado a secretos como aquel que no hace intención de guardarlos.

Charles Caleb Colton

Todavía no se han levantado las barreras que le digan al genio: "De aquí no pasarás".

Ludwig van Beethoven

Los amigos: una familia cuyos individuos se eligen a voluntad.

Jean Baptiste Alphonse Karr

El arte de la pintura consiste en aclarar y oscurecer los tonos sin decorarlos.

Pierre Bonnard

Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma.

Marco Tulio Cicerón

La felicidad que da el dinero está en no tener que preocuparse por él.

Anónimo

Señor, quisiera saber quien fue el loco que inventó el beso.

Jonathan Swift

Mejor ser un cohete caído que no haber resplandecido nunca.

Oscar Wilde

Mantén tu rostro hacia la luz del sol y no verás la sombra.

Helen Adams Keller

La alegría es pena que se disimula; sobre la tierra no hay más que dolores.

Selma Lagerlof


Edmund Burke


Agradar cuando se recaudan impuestos y ser sabio cuando se ama son virtudes que no han sido concedidas a los hombres.


El amor celoso enciende su antorcha en el fuego de las furias.


La sociedad humana constituye una asociación de las ciencias, las artes, las virtudes y las perfecciones. Como los fines de la misma no pueden ser alcanzados en muchas generaciones, en esta asociación participan no sólo los vivos, sino también los que han muerto y los que están por nacer.


Las personas que nunca se preocupan por sus antepasados jamás mirarán hacia la posteridad.


Ningún grupo puede actuar con eficacia si falta el concierto; ningún grupo puede actuar en concierto si falta la confianza; ningún grupo puede actuar con confianza si no se halla ligado por opiniones comunes, afectos comunes, intereses comunes.


Hay un límite en que la tolerancia deja de ser virtud.


La libertad abstracta, al igual que otras simples abstracciones, no puede ser encontrada.


Nunca puedes planear el futuro a través del pasado.


La superstición es la religión de las mentes débiles.


El pueblo no renuncia nunca a sus libertades sino bajo el engaño de una ilusión.


La tiranía de una multitud es una tiranía multiplicada.


El favoritismo nos grava más pesadamente que muchos millones de deuda.


Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada.


El que lucha contra nosotros nos refuerza los nervios y perfecciona nuestra habilidad.



Edmund Burke

Edmund Burke, (1729-1797) Político y escritor irlandés.