Yo amo a aquel que desea lo imposible.

Johann Wolfgang Goethe

El trabajo sin prisa es el mayor descanso para el organismo.

Gregorio Marañón

El hombre famoso tiene la amargura de llevar el pecho frío y traspasado por linternas sordas que dirigen sobre ellos otros.

Federico García Lorca

Los ejemplos son diez veces más útiles que los preceptos.

Charles James Fox

El problema es que la televisión amalgame y convierta en papilla informe la realidad, la ficción, lo fundamental, lo secundario, el divertimento y la reflexión.

Jean Renoir

¡Qué poco cuesta construir castillos en el aire y qué cara es su destrucción!

François Mauriac

La adulación es una moneda falsa que tiene curso gracias sólo a nuestra vanidad.

François de la Rochefoucauld

Los hombres viven celosos de la inmortalidad.

Platón

Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.

Miguel de Cervantes Saavedra

Las personas no son ridículas sino cuando quieren parecer o ser lo que no son.

Giacomo Leopardi

Henry-Louis Mencken


El soltero desea una esposa pero se alegra de no tenerla.


La fe puede ser sucintamente definida como una creencia ilógica en que lo improbable sucederá.


Un cínico es un hombre que, en cuanto huele flores, busca un ataúd alrededor.


El principal valor del dinero radica en que lo estimamos más de lo que vale.


Cuando las mujeres se besan, siempre recuerdan a los boxeadores profesionales cuando se estrechan las manos.


Confianza es el sentimiento de poder creer a una persona incluso cuando sabemos que mentiríamos en su lugar.


Los solteros saben más acerca de las mujeres que los casados; si no fuese así, ellos también lo estarían.


Vive de manera que puedas mirar fijamente a los ojos de cualquiera y mandarlo al diablo.


A una persona naturalmente confiada le lleva bastante tiempo reconciliarse con la idea de que, después de todo, Dios no lo ayudará.


La conciencia es una voz interior que nos advierte que alguien puede estar mirando.


Es completamente lícito para una católica evitar el embarazo recurriendo a las matemáticas, aunque todavía está prohibido recurrir a la física o a la química.


Para todo problema humano hay siempre una solución fácil, clara, plausible y equivocada.


El hombre se hace civilizado no en proporción a su disposición para creer, sino en proporción a su facilidad para dudar.




Henry-Louis Mencken, (1880-1956) Periodista y escritor estadounidense.