¡Cuántas cosas hay en una risotada! Es la clave secreta con que se descifra un hombre entero.

Thomas Carlyle

Una demostración de envidia es un insulto a uno mismo.

Yevgeny Yevtushenko

Cosa dulce es un amigo verdadero; bucea en el fondo de nuestro corazón inquiriendo nuestras necesidades. No ahorra el tener que descubrirlas por nosotros mismos.

Jean de la Fontaine

El futuro es nuestro refugio ante la feroz competencia de nuestros antepasados.

Gilbert Keith Chesterton

Creo para comprender, y comprendo para creer mejor.

San Agustín de Hipona

Así como el árbol se fertiliza con sus hojas secas que caen y crece por sus propios medios, el hombres se engrandece con todas sus esperanzas destruidas y con todos sus cariños deshechos.

F. William Robertson

Cuanto más posee el hombre, menos se posee a sí mismo.

Arturo Graf

Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol.

Albert Camus

Parece que nuestra vida aumenta cuando podemos ponerla en la memoria de los demás: Es una nueva vida que adquirimos y nos resulta preciosa.

Montesquieu

La lectura no da al hombre sabiduría; le da conocimientos.

William Somerset Maugham


Otto von Bismark


Con las leyes pasa como con las salchichas, es mejor no ver como se hacen.


Los grandes políticos deben su reputación, cuando no a la pura casualidad, a circunstancias que ellos mismos no podían prever.


La política no es una ciencia exacta.


No podemos hacer la historia, sino sólo esperar a que se desarrolle.


La política no es ninguna ciencia, sino un arte.


Hay ocasiones en que un gobierno debe ser liberal y otras en que debe ser dictatorial: aquí todo cambia y no hay eternidad.


Amo a los perros porque nunca le hacen sentir a uno que los haya tratado mal.


Cuando alguien dice estar de acuerdo, en principio, en hacer algo, quiere decir que no tiene la menor intención de hacerlo.


El hombre que nada teme es tan fuerte como el que es temido por todo el mundo.


Cuídate de los que sólo ven desorden en el ruido y paz en el silencio.


Ante cualquier desavenencia no caigamos en el error de dudar o bien de su inteligencia, o de su buena voluntad.


Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería.


La libertad es un lujo que no todos pueden permitirse.



Otto von Bismark

Otto von Bismark, (1815-1898) Político alemán.