El capital no es un mal en sí mismo, el mal radica en su mal uso.

Mahatma Gandhi

Psiquiatría: El único negocio donde el cliente nunca tiene la razón.

S. Kent

Ordinariamente, aquéllos que educan a los niños y no les perdonan nada se perdonan todo a sí mismos.

Fénelon

Los azotes físicos y las calamidades de la naturaleza humana hicieron necesaria la sociedad. La sociedad se agregó a los desastres de la naturaleza. Los inconvenientes de la sociedad hicieron necesario al Gobierno, y el Gobierno se agregó a los desastres de la sociedad. Esta es la historia de la naturaleza humana.

Chamfort

Paciencia: forma menor de desesperación disfrazada de virtud.

Ambrose Bierce

El encanto del matrimonio es que provoca el desencanto necesario por las dos partes.

Oscar Wilde

Yo creo que llevo unos veinte años odiando y amando la televisión. Las épocas de nuestra vida se pueden fijar en el recuerdo en función de la programación.

Roger Wolfe

Ahora empiezo a meditar lo que he pensado, y a verle el fondo y el alma, y por eso ahora amo más la soledad, pero aún poco.

Miguel de Unamuno

No tarda nueve meses sino sesenta años en formarse un hombre.

André Malraux

El miedo es un sufrimiento que produce la espera de un mal.

Aristóteles


Otto von Bismark


Con las leyes pasa como con las salchichas, es mejor no ver como se hacen.


Los grandes políticos deben su reputación, cuando no a la pura casualidad, a circunstancias que ellos mismos no podían prever.


La política no es una ciencia exacta.


No podemos hacer la historia, sino sólo esperar a que se desarrolle.


La política no es ninguna ciencia, sino un arte.


Hay ocasiones en que un gobierno debe ser liberal y otras en que debe ser dictatorial: aquí todo cambia y no hay eternidad.


Amo a los perros porque nunca le hacen sentir a uno que los haya tratado mal.


Cuando alguien dice estar de acuerdo, en principio, en hacer algo, quiere decir que no tiene la menor intención de hacerlo.


El hombre que nada teme es tan fuerte como el que es temido por todo el mundo.


Cuídate de los que sólo ven desorden en el ruido y paz en el silencio.


Ante cualquier desavenencia no caigamos en el error de dudar o bien de su inteligencia, o de su buena voluntad.


Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería.


La libertad es un lujo que no todos pueden permitirse.



Otto von Bismark

Otto von Bismark, (1815-1898) Político alemán.