Lleva tiempo llegar a ser joven.

Pablo Picasso

El hombre que nada teme es tan fuerte como el que es temido por todo el mundo.

Otto von Bismark

La belleza del hombre está o en la sonoridad, o en el significado.

Aristóteles

El poder conseguido por medios culpables nunca se ejercitó en buenos propósitos.

Tácito

La ocasión es como el fierro: se ha de machacar caliente.

José Hernández

Les falta algo de amor a los amores que no son un infierno de dolores.

Ramón de Campoamor

Las mujeres son como las veletas: sólo se quedan quietas cuando se oxidan.

Voltaire

La grandeza no se enseña ni se adquiere: es la expresión del espíritu de un hombre hecho por Dios.

John Ruskin

¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero! ¡Pero cuestan tanto!.

Groucho Marx

Para ir delante de los demás, se necesita ver más que ellos.

José Martí


Gustavo Le Bon


Pensar colectivamente es la regla general. Pensar individualmente es la excepción.


Las voluntades débiles se traducen en discursos; las fuertes, en actos.


Para progresar no basta actuar, hay que saber en que sentido actuar.


Cuando el error se hace colectivo adquiere la fuerza de una verdad.


La mayor parte de nuestras opiniones son creadas por las palabras y las fórmulas, mucho más que por la razón.


Gobernar es pactar; pactar no es ceder.


En las arengas destinadas a persuadir una colectividad se pueden invocar razones, pero antes hay que hacer vibrar sentimientos.


Los pueblos viven sobre todo de esperanzas. Sus revoluciones tiene por objeto sustituir con esperanzas nuevas las antiguas que perdieron su fuerza.


El hombre que pretende obrar guiado sólo por la razón esta condenado a obrar muy raramente.


Cuando se exagera un sentimiento, desaparece la capacidad de razonar.


Retroceder ante el peligro da por resultado cierto aumentarlo.


El error es a veces más generador de acción que la verdad.



Gustavo Le Bon

Gustavo Le Bon, (1841-1931) Psicólogo francés.