Lo importante es no dejar de hacerse preguntas.

Albert Einstein

Nuestro corazón tiene la edad de aquello que ama.

Marcel Prévost

Yo sólo sé que no sé nada.

Sócrates

Estoy comprometido con la verdad, no con la consistencia.

Mahatma Gandhi

Las tres cosas que más me gustan en el mundo son el silencio, la soledad y los espacios vacíos.

Chumy Chúmez

Estar a solas con un buen libro es ser capaz de comprenderte más a ti mismo.

Harold Bloom

Los niños han de tener mucha tolerancia con los adultos.

Antoine de Saint-Exupéry

Un objetivo sin un plan es solo un deseo

Antoine de Saint-Exupéry

La vergüenza de confesar el primer error, hace cometer muchos otros.

Jean de la Fontaine

Los cobardes agonizan muchas veces antes de morir... Los valientes ni se enteran de su muerte.

Julio César


Buda


Larga es la noche para el que yace despierto; larga es la milla para el que va cansado; larga es la vida para el necio que no conoce la verdadera ley..


Pocos son entre los hombres los que llegan a la otra orilla; la mayor parte corre de arriba a abajo en estas playas.


No hay incendio como la pasión: no hay ningún mal como el odio.


El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor.


El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato.


El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional.


Avanzando estos tres pasos, llegarás más cerca de los dioses: Primero: Habla con verdad. Segundo: No te dejes dominar por la cólera. Tercero: Da, aunque no tengas más que muy poco que dar.


Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.


La reflexión es el camino hacia la inmortalidad (nirvana); la falta de reflexión, el camino hacia la muerte.


Como flores hermosas, con color, pero sin aroma, son las dulces palabras para el que no obra de acuerdo con ellas.


Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo.


Ni siquiera un dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo.



Buda

Buda, (563 AC-486 AC) Fundador del budismo.