Que si ha de dar un desengaño muerte, mejor es un engaño que da vida.

Lope de Vega

La lectura es de gran utilidad cuando se medita lo que se lee.

Nicolas Malebranche

¡Qué pena que beber agua no sea un pecado! ¡Qué bien sabría entonces!

Giacomo Leopardi

No somos disparados a la existencia como una bala de fusil cuya trayectoria está absolutamente determinada. Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter.

José Ortega y Gasset

Donde acaba el deseo comienza el temor.

Baltasar Gracián

El camino de la juventud lleva toda una vida.

Pablo Picasso

El tiempo de la reflexión es una economía de tiempo.

Publio Siro

Puedo creer lo imposible pero no lo improbable.

Gilbert Keith Chesterton

El único medio de vencer en una guerra es evitarla.

George Catlett Marshall

Soñar en teoría, es vivir un poco, pero vivir soñando es no existir.

Jean Paul Sartre


Buda


Larga es la noche para el que yace despierto; larga es la milla para el que va cansado; larga es la vida para el necio que no conoce la verdadera ley..


Pocos son entre los hombres los que llegan a la otra orilla; la mayor parte corre de arriba a abajo en estas playas.


No hay incendio como la pasión: no hay ningún mal como el odio.


El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor.


El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato.


El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional.


Avanzando estos tres pasos, llegarás más cerca de los dioses: Primero: Habla con verdad. Segundo: No te dejes dominar por la cólera. Tercero: Da, aunque no tengas más que muy poco que dar.


Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.


La reflexión es el camino hacia la inmortalidad (nirvana); la falta de reflexión, el camino hacia la muerte.


Como flores hermosas, con color, pero sin aroma, son las dulces palabras para el que no obra de acuerdo con ellas.


Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo.


Ni siquiera un dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo.



Buda

Buda, (563 AC-486 AC) Fundador del budismo.