Si no existieran hijos, yernos, hermanos y cuñados, cuántos disgustos se ahorrarían los jefes de gobierno.

Álvaro de Figueroa y Torres

Muchos van hacia la verdad por los caminos de la poesía. Yo llego a la poesía, por los caminos de la verdad.

Joseph Joubert

A cierta edad, un poco por amor propio, otro poco por picardía, las cosas que más deseamos son las que fingimos no desear.

Marcel Proust

La meta ideal de la filosofía sigue siendo puramente la concepción del mundo, que precisamente, en virtud de su esencia, no es ciencia. La ciencia no es nada más que un valor entre otros.

Edmund Husserl

La locura es un cierto placer que sólo el loco conoce.

John Dryden

Las lágrimas son la sangre del alma.

San Agustín de Hipona

Si dos cabalgan en un caballo, uno debe ir detrás.

William Shakespeare

Lo malo de la pintura abstracta es que hay que molestarse en leer el título de los cuadros.

Óscar Pin

La religión debería servir más para dar ánimos a los buenos que para aterrorizar a los malos.

Arturo Graf

Los zorros usan muchos trucos. Los erizos, sólo uno. Pero es el mejor de todos.

Erasmo de Rotterdam


Tácito


Cuando gozamos de salud, fácilmente damos buenos consejos a los enfermos.


A las mujeres les está bien llorar, a los hombres recordar.


La naturaleza concede libertad hasta a los animales.


El poder conseguido por medios culpables nunca se ejercitó en buenos propósitos.


Es más santo y reverente creer en las obras de Dios, que profundizar en ellas.


En todas las cosas parece existir como ley un círculo.


Los peores enemigos son los que aprueban siempre todo.


El poder nunca es estable cuando es ilimitado.


Las libertades y los amos no se combinan fácilmente.


En un espíritu corrompido no cabe el honor.


Para quienes ambicionan el poder, no existe una vía media entre la cumbre y el precipicio.


La verdad se robustece con la investigación y la dilación; la falsedad, con el apresuramiento y la incertidumbre.



Tácito

Tácito, (55-115) Historiador romano.