Nos escondemos en la fría indiferencia al sufrimiento innecesario de otros, incluso cuando lo causamos.

James Carroll

Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio.

Proverbio hindú

El reparto más equitativo que existe es el de la inteligencia: todo el mundo cree tener suficiente.

Noel Clarasó

Cuando el espíritu está abatido, es menester sacudirlo.

Voltaire

La soledad es patrimonio de la edad adulta.

Mika Waltari

Las almas bellas son las únicas que saben todo lo que hay de grande en la bondad.

Fénelon

La calidad de un pintor depende de la cantidad de pasado que lleve consigo.

Pablo Picasso

Si no conozco una cosa, la investigaré.

Louis Pasteur

Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.

Lucio Anneo Séneca

Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor, si perdonas, perdonarás con amor.

San Agustín de Hipona

Santo Tomás de Aquino

Santo Tomás de Aquino


El padre debe ser más amado que la madre, pues él es el principio activo de la procreación, mientras que la madre es tan sólo el principio pasivo.


El pecado ofende a Dios lo que perjudica al hombre.


Lo que se recibe se recibe al modo del recipiente.


El estudioso es el que lleva a los demás a lo que él ha comprendido: la verdad.


Es evidente que existe la verdad. Porque el que niega que existe la verdad, conoce que la verdad existe. Si, pues, no existe la verdad, es verdad que la verdad no existe.


Como individuo, la mujer es un ser endeble y defectuoso.


La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano.


El ser de las cosas, no su verdad, es la causa de la verdad en el entendimiento.


Teme al hombre de un solo libro.


Justicia sin misericordia es crueldad.


Dios, que es acto puro y no tiene nada de potencialidad, tiene un poder activo infinito sobre las demás cosas.



Santo Tomás de Aquino

Santo Tomás de Aquino, (1224-1274) Filósofo y teólogo.