La ambición está más descontenta de lo que no tiene que satisfecha de lo que tiene.

Fénelon

Haría cualquier cosa por recuperar la juventud... excepto hacer ejercicio, madrugar, o ser un miembro útil de la comunidad.

Oscar Wilde

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.

Albert Einstein

La política no es ninguna ciencia, sino un arte.

Otto von Bismark

No hay mayor causa de llanto que no poder llorar.

Lucio Anneo Séneca

La televisión es maravillosa. No sólo nos produce dolor de cabeza, sino que además en su publicidad encontramos las pastillas que nos aliviarán.

Bette Davis

Es una necedad arrancarse los cabellos en los momentos de aflicción, como si ésta pudiera ser aliviada por la calvicie.

Marco Tulio Cicerón

¡Dios me libre de enemistades de amigos!

Lope de Vega

En circunstancias especiales, el hecho debe ser más rápido que el pensamiento.

Hernán Cortés

Aunque apenas pueda resistir mis males, prefiero padecerlos a merecerlos.

Pierre Corneille


Eurípides de Salamina


Más celos da a la maldad la virtud que el vicio.


No llames jamás feliz a un mortal hasta que no hayas visto cómo, en su último día, desciende a la tumba.


Es un dichoso infortunio el no tener hijos.


Cuando hay un exceso de amor, el hombre pierde su honor y su valía.


Lo esperado no sucede, es lo inesperado lo que acontece.


Es más fácil dar consejos que sufrir con fortaleza la adversidad.


Cuando un hombre bueno está herido, todo el que se considere bueno debe sufrir con él.


La vida es lucha.


No hay ningún hombre absolutamente libre. Es esclavo de la riqueza, o de la fortuna, o de las leyes, o bien el pueblo le impide obrar con arreglo a su exclusiva voluntad.


Las ganancias mal logradas reportan pérdidas.



Eurípides de Salamina

Eurípides de Salamina, (485 AC-406 AC) Poeta trágico griego