Toda la armonía total de este mundo está formada de discordancias.

Lucio Anneo Séneca

La sociedad difiere de la naturaleza en que persigue una finalidad moral definida.

Thomas Henry Huxley

No importa lo elocuente que ladre un perro; nunca podrá decirte que sus padres fueron pobres pero honestos.

Bertrand Russell

La suerte no se puede almacenar.

Romy Schneider

El mal que hacemos es siempre más triste que el mal que nos hacen.

Jacinto Benavente

Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y corrompido, escribe cosas dignas de leerse, o haz cosas dignas de escribirse.

Benjamin Franklin

A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa.

Leon Tolstoi

La vida humana representa, la mayor parte de las veces, una ecuación entre el pasado y el futuro.

José Ingenieros

El hombre es un animal racional, pero no un animal razonable.

Alexander Hubbleton

Solamente cuando madura cae el fruto de la fortuna.

Friedrich Schiller

Federico García Lorca


El hombre famoso tiene la amargura de llevar el pecho frío y traspasado por linternas sordas que dirigen sobre ellos otros.


Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo y que tu corazón aprenda a estar tranquilo.


Quiero llorar porque me da la gana.


Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir.


El más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida.


Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio.


Tener un hijo no es tener un ramo de rosas.


La poesía no quiere adeptos, quiere amantes.


Dejaría en este libro toda mi alma.


En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida.




Federico García Lorca, (1898-1936) Poeta y dramaturgo español.