El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio.

Stendhal

La gente termina siempre por condenar a los que acusa.

Honoré de Balzac

La libertad del nuevo mundo, es la esperanza del universo.

Simón Bolívar

Hambre y amor mantienen cohesionada la fábrica del mundo.

Friedrich Schiller

El presente es la viviente suma total del pasado.

Thomas Carlyle

Algunas cosas del pasado desaparecieron pero otras abren una brecha al futuro y son las que quiero rescatar.

Mario Benedetti

La burocracia en los países latinos parece que se ha establecido para vejar al público

Pío Baroja

Los antiguos llamaron belleza al florecimiento de la virtud.

Ralph Waldo Emerson

No hay absurdo que no haya pasado por la cabeza de algún filósofo.

Marco Tulio Cicerón

La sangre sirve sólo para lavar las manos de la ambición.

Lord Byron

Federico García Lorca


El hombre famoso tiene la amargura de llevar el pecho frío y traspasado por linternas sordas que dirigen sobre ellos otros.


Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo y que tu corazón aprenda a estar tranquilo.


Quiero llorar porque me da la gana.


Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir.


El más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida.


Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio.


Tener un hijo no es tener un ramo de rosas.


La poesía no quiere adeptos, quiere amantes.


Dejaría en este libro toda mi alma.


En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida.




Federico García Lorca, (1898-1936) Poeta y dramaturgo español.