La felicidad consiste, principalmente, en conformarse con la suerte; es querer ser lo que uno es.

Erasmo de Rotterdam

Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos.

Albert Einstein

La sabiduría se preocupa de ser lenta en sus discursos y diligente en sus acciones.

Confucio

Una salud demasiado espléndida es inquietante, pues su vecina, la enfermedad, está presta siempre a abatirla.

Giovanni Papini

La felicidad no necesita ser transmutada en belleza, pero la desventura sí.

Jorge Luis Borges

Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar.

Khalil Gibran

El matrimonio y la familia cristiana edifican la Iglesia. Los hijos son fruto precioso del matrimonio.

Juan Pablo II

En cuanto el hombre abandona la envidia empieza a prepararse para entrar en el camino de la dicha.

Wallace Stevens

Odio las citas, dime lo que sabes.

Ralph Waldo Emerson

En el arte como en el amor la ternura es lo que da la fuerza.

Oscar Wilde

Federico García Lorca


El hombre famoso tiene la amargura de llevar el pecho frío y traspasado por linternas sordas que dirigen sobre ellos otros.


Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo y que tu corazón aprenda a estar tranquilo.


Quiero llorar porque me da la gana.


Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir.


El más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida.


Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio.


Tener un hijo no es tener un ramo de rosas.


La poesía no quiere adeptos, quiere amantes.


Dejaría en este libro toda mi alma.


En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida.




Federico García Lorca, (1898-1936) Poeta y dramaturgo español.