El amor, tal como se practica hoy en la sociedad, no es más que un intercambio de dos fantasías y el contacto de dos epidermis.

Chamfort

Los defectos, como las pajas, sobrenadan en la superficie; el que quiere encontrar perlas, debe sumergirse.

John Dryden

Prefiero ser accionista de una buena empresa que sólo propietario de una mala.

Tristan Bernard

No existe gran talento sin gran voluntad.

Honoré de Balzac

Lo más escandaloso que tiene el escándalo es que uno se acostumbra.

Simone de Beauvoir

Los matrimonios jóvenes no se imaginan lo que deben a la televisión. Antiguamente había que conversar con el cónyuge.

Isidoro Loi

La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza.

Albert Einstein

Ser lo que somos y convertirnos en lo que somos capaces de ser es la única finalidad de la vida.

Robert Louis Stevenson

No hay nada repartido de modo más equitativo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente.

René Descartes

La guerra es un asunto demasiado grave para confiárselo a los militares.

Georges Benjamin Clemenceau

Ralph Waldo Emerson


A la manera que el río hace sus propias riberas, así toda idea legítima hace sus propios caminos y conductos.


El arte del comerciante consiste en llevar una cosa desde un sitio donde abunda a otro donde se paga cara.


¿Cuál es la tarea más difícil del mundo? Pensar.


Las naciones más progresistas son siempre las que navegan más y tienen más marinos.


Nadie debe viajar hasta que no haya aprendido el idioma del país que visita. De lo contrario se convierte voluntariamente en un bebé, tan indefenso y ridículo.


Los antiguos llamaron belleza al florecimiento de la virtud.


Al que juró hasta que ya nadie confió en él; mintió tanto que ya nadie le cree; y pide prestado sin que nadie le dé; le conviene irse a donde nadie lo conozca.


No ha aprendido las lecciones de la vida quien diariamente no ha vencido algún temor.


Cuando envejecemos, la belleza se convierte en cualidad interior.


Ve a menudo a la casa de tu amigo, pues la maleza prolifera en un sendero no recorrido.


El carácter es como el acróstico o la estrofa alejandrina: puede leerse desde el principio, desde el final o en cruz: siempre dice lo mismo.


El valor, la buena conducta y la perseverancia conquistan todas las cosas y obstáculos que quieran destruirlas y se interpongan en su camino.


La única manera de hacer un amigo es serlo.


En toda obra de genio reconocemos nuestros pensamientos rechazados.


El buen lector hace el buen libro.


Una acción es la perfección y la publicación del pensamiento.


No es la belleza lo que inspira la más profunda pasión. La belleza sin gracia es un anzuelo sin cebo. La belleza sin expresión cansa.


Viajar es el paraiso de los necios. Nuestro primer viaje nos descubre la indiferencia de los lugares.


La creación de mil bosques está contenida en una bellota.


La única manera de poseer un amigo es serlo.


La alegría, cuanto más se gasta más queda.


Abandonar puede tener justificación; abandonarse, no la tiene jamás.


Toda relación con la tierra, el hábito de labrarla, de trabajar sus minas o simplemente de cazar en ella, engendra el sentimiento de patriotismo.


La ciencia rivaliza con la mitología en milagros.


Los buenos modales se consiguen a base de pequeños sacrificios.


Los hombres, tal como son, se inclinan por naturaleza a ir en pos del dinero o del poder, y del poder porque vale tanto como el dinero.


En muchas ocasiones la lectura de un libro ha hecho la fortuna de un hombre, decidiendo el curso de su vida.


Los años enseñan muchas cosas que los días jamás llegan a conocer.


La escultura y la pintura tienen el efecto de enseñarnos modales y suprimir la prisa.


Aunque viajemos por todo el mundo para encontrar la belleza, debemos llevarla con nosotros para poder encontrarla.


Llamamos destino a todo cuanto limita nuestro poder.


Carácter firme es aquel que puede pasar sin éxitos.


Únicamente la obediencia tiene derecho al mando.


El hombre grande es aquel que en medio de las muchedumbres mantiene, con perfecta dulzura, la independencia de la soledad.


Jamás ha habido un niño tan adorable que la madre no quiera poner a dormir.


La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito.


Al tratar del Estado debemos recordar que sus instituciones no son aborígenes, aunque existieran antes de que nosotros naciéramos; que no son superiores al ciudadano; que cada una de ellas ha sido el acto de un solo hombre, pues cada ley y cada costumbre ha sido particular; que todas ellas son imitables y alterables, y que nosotros las podemos hacer igualmente buenas o mejores.


La pobreza consiste en sentirse pobre.


Lo que más necesitamos es una persona que nos obligue a hacer lo que sabemos.


A quien amigos tiene por millones ninguno sobrará; el que tan sólo un enemigo cuenta por doquier lo encontrará.


La sociedad es en todos los sitios una conspiración contra la personalidad de cada uno de sus miembros.


Las personas inteligentes tienen un derecho sobre las ignorantes: el derecho a instruirlas.


Nunca haga aquello por lo que no quiere que se le conozca.


Si sientes que todo perdió su sentido, siempre habrá un šte quieroš, siempre habrá un amigo. Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta.


Todo poder humano se forma de paciencia y de tiempo.


La verdad es bella, sin duda, pero las mentiras también lo son.


Todo son adivinanzas y la clave de una adivinanza es otra adivinanza.


Toda reforma fue en un tiempo simple opinión particular.


Todo hombre que conozco es superior a mí en algún sentido. En ese sentido, aprendo de él.


Grabad esto en vuestro corazón: cada día es el mejor del año.


Medite al atardecer, mirando las estrellas y acariciando a su perro, es un remedio infalible.


El hombre es un pedazo del universo hecho vida.


Odio las citas, dime lo que sabes.


Seamos tan diferentes con los hombres como con los cuadros, a los que tratamos siempre de dar una luz favorable.


Las coherencias tontas son la obsesión de las mentes ruines.


El pensamiento es la semilla de la acción.


Toda violación de la verdad no es solamente una especie de suicidio del embustero, sino una puñalada en la salud de la sociedad humana.


Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía.


Cuando un hombre encuentra a su pareja, comienza la sociedad.


A los hombres les encanta maravillarse. Esto es la semilla de la ciencia.


El destino del genio es ser un incomprendido, pero no todo incomprendido es un genio.


Lo que llamamos en otros pecado, consideramos en nosotros como experiencia.


Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta.




Ralph Waldo Emerson, (1803-1882) Poeta y pensador estadounidense.