Nadie puede ser sensato con el estómago vacío.

George Eliot

Es muy difícil pensar noblemente cuando no se piensa más que para vivir.

Jean Jacques Rousseau

Los hombres suelen, si reciben un mal, escribirlo sobre el mármol; si un bien, en el polvo.

Thomas Moore

La esperanza es el velo de la naturaleza para ocultar la desnudez de la verdad.

Alfred Nobel

El lenguaje artificioso y la conducta aduladora rara vez acompañan a la virtud.

Confucio

Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres.

Pitágoras de Samos

Cuando todos te abandonan, Dios se queda contigo.

Mahatma Gandhi

El hambre suele producir poemas inmortales. La abundancia, únicamente indigestiones y torpezas.

Hipólito Taine

Siempre se ha creído que existe algo que se llama destino, pero siempre se ha creído también que hay otra cosa que se llama albedrío. Lo que califica al hombre es el equilibrio de esa contradicción.

Gilbert Keith Chesterton

La felicidad es un sentimiento fundamentalmente negativo: la ausencia de dolor.

Gregorio Marañón

Ludwig van Beethoven


¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino.


Me apoderaré del destino agarrándolo por el cuello. No me dominará.


El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad.


Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo.


El genio se compone del dos por ciento de talento y del noventa y ocho por ciento de perseverante aplicación.


No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrías pedirle discreción si tú mismo no la has tenido.


La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía.


Todavía no se han levantado las barreras que le digan al genio: "De aquí no pasarás".


Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo.


Hacer felices a otros hombres: no hay nada mejor ni más bello.




Ludwig van Beethoven, (1770-1827) Compositor y músico alemán.