La paz sólo se obtiene cuando es posible imponerla.

Remy de Gourmont

Presta dinero a tu enemigo y lo ganarás a él; préstalo a tu amigo y lo perderás.

Benjamin Franklin

En política sólo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire; jamás quien pretende que sople el aire donde pone la vela.

Antonio Machado

Serás lo que debas ser o no serás nada.

José de San Martín

El buen humor es un deber que tenemos para con el prójimo.

Wallace Stevens

El que puede prescindir del ser amado puede prescindir de todo.

André Maurois

Si es cierto que en cada amigo hay un enemigo potencial. ¿Por qué no puede ser que cada enemigo oculte un amigo que espera su hora?

Giovanni Papini

Nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de Dios, llamándonos para que nos volvamos a Él, y para hacernos reconocer que no somos nosotros los que controlamos nuestras vidas, sino que es Dios quien tiene el control, y podemos confiar plenamente en Él.

Madre Teresa de Calcuta

Cuando nuestro odio es demasiado profundo, nos coloca por debajo de aquellos a quienes odiamos.

François de la Rochefoucauld

Una bella ancianidad es, ordinariamente, la recompensa de una bella vida.

Pitágoras de Samos


Nicolas Boileau-Despréaux


La sabiduría es una tranquilidad del alma que por nada puede ser turbada y que ningún deseo inflama.


Haceos con amigos dispuestos a censuraros.


El más sabio es quien siéndolo ignora que lo es.


Un necio encuentra siempre otro necio aún mayor que le admira.


Todos los hombres están locos y, pese a sus cuidados, sólo se diferencian en que unos están más locos que otros.


Procuro ser siempre muy puntual, pues he observado que los defectos de una persona se reflejan muy vivamente en la memoria de quien la espera.


Volved a emprender veinte veces vuestra obra, pulidla sin cesar y volvedla a pulir.


Lo verdadero puede a veces no ser verosímil.


La ignorancia siempre está dispuesta a admirarse.



Nicolas Boileau-Despréaux

Nicolas Boileau-Despréaux, (1636-1711) Poeta y crítico literario francés.