La perseverancia es la virtud por la cual todas las otras virtudes dan su fruto.

Arturo Graf

El único deber que tenemos con la historia es rescribirla.

Oscar Wilde

Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa.

Jacinto Benavente

Todo lo difícil debe intentarse mientras es fácil.

Lao-tsé

Claro que hay que romper las barreras, pero ¿con qué ariete?

Rosa Chacel

Lo mejor es decir siempre la verdad, a no ser que seas un estupendo mentiroso.

Jerome Klapka Jerome

Que no sabemos lo que nos pasa: eso es lo que nos pasa.  

José Ortega y Gasset

En la vida no hay clases para principiantes; en seguida exigen de uno lo más difícil.

Rainer María Rilke

Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada.

Giovanni Boccaccio

En la mesa nadie se aburre durante la primera hora.

Anthelme Brillat-Savarín


Alberto Moravia


La vejez es una enfermedad como cualquier otra en la cual al final uno se muere irremisiblemente.


El ignorante tiene valor; el sabio miedo.


El amor es un juego; el casamiento un negocio.


Una dictadura es un estado en el que todos temen a uno y uno a todos.


La felicidad es tanto mayor cuanto menos la advertimos.


El amor puede hacerlo todo, y también lo contrario de todo.


La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por eso, hay que salvarla como sea.


Sentido común: algo así como salud contagiosa.


Curiosamente, los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han votado.



Alberto Moravia

Alberto Moravia, (1907-1990) Alberto Pincherle. Escritor italiano.