Muchas cosas hay portentosas, pero ninguna como el hombre. Tiene recursos para todo; sólo la muerte no ha conseguido evitar.

Sófocles

La multitud ha sido en todas las épocas de la historia arrastrada por gestos más que por ideas. La muchedumbre no razona jamás.

Gregorio Marañón

Los pueblos a quienes no se hace justicia se la toman por sí mismos más tarde o más pronto.

Voltaire

No todo resbalón significa una caída.

George Herbert

Saludable es al enfermo la alegre cara del que le visita.

Fernando de Rojas

Quien no ha tenido tribulaciones que soportar, es que no ha comenzado a ser cristiano de verdad.

San Agustín de Hipona

Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida.

Anónimo

Nada vale la ciencia si no se convierte en conciencia.

Carlo Dossi

Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección.

Antoine de Saint-Exupéry

Cuando se ama es el corazón quien juzga.

Joseph Joubert


William James


El pesimismo conduce a la debilidad; el optimismo al poder.


El arte de ser sabio consiste en saber a que se le puede hacer la vista gorda.


La prueba de toda verdad reside, sencillamente, en su eficacia.


El hábito es el enorme volante de inercia que mueve a la sociedad, su más valioso agente de conservación.


Cuando debemos hacer una elección y no la hacemos, esto ya es una elección.


El principio más profundo del carácter humano es el anhelo de ser apreciado.


No hay mayor mentira que la verdad mal entendida.



William James

William James, (1842-1910) Psicólogo y filósofo estadounidense.