Prefiero que me incineren a que me sepulten y ambas cosas a un fin de semana con mi mujer.

Woody Allen

Para llevar a cabo grandes empresas hay que vivir convencidos, no de que somos longevos, sino inmortales.

Henry John Kaiser

¡Dios mío, líbrame de mis amigos! De los enemigos ya me encargo yo.

Voltaire

La insurreción es el acceso de furor de la verdad. A veces insurrección es resurreción.

Victor Hugo

El corazón es un niño: espera lo que desea.

Proverbio ruso

Estoy seguro de que la buena música la vida alarga.

Jehudi Menuhin

Llamamos peligrosos a los que poseen un espíritu contrario al nuestro, e inmorales a los que no profesan nuestra moral.

Anatole France

La humanidad necesita hombres prácticos, que saquen el máximo provecho de su trabajo, y, sin olvidar el bien general, cuiden sus propios intereses. Pero la humanidad también necesita soñadores, para quienes el desarrollo desinteresado de una pasión sea tan cautivante que les resulte imposible dedicar su atención a su propio beneficio material. Sin duda, estos soñadores no merecen la riqueza, porque no lo desean. Aun así, una sociedad bien organizada debe garantizar a tales trabajadores los medios para llevar a cabo su labor con eficacia, en una vida libre de cuidados materiales y libremente consagrada a la investigación.

Marie Curie

El amor es tan importante como la comida. Pero no alimenta.

Gabriel García Márquez

No confundas la paciencia, coraje de la virtud, con la estúpida indolencia del que se da por vencido.

Mariano Aguiló

Marguerite Yourcenar


Exageráis la hipocresía de los hombres. La mayoría piensa demasiado poco para permitirse el lujo de poder pensar doble.


Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón.


Nuestro gran error es intentar obtener de cada uno en particular las virtudes que no tiene, y desdeñar el cultivo de las que posee.


El amor y la locura son los motores que hacen andar la vida.


¿Quién sería lo bastante insensato para morir sin haber dado al menos la vuelta a su cárcel?


Tener razón demasiado pronto es lo mismo que equivocarse.


El descuido es un sucedáneo de la mentira.




Marguerite Yourcenar, (1903-1987) Escritora francesa.