Un actor siempre está desnudo en la pantalla, aunque esté vestido.

Havey Keitel

Cuando nacen las sociedades, los jefes de un Estado son los que dan a éste su carácter especial. Después, este carácter especial es el que forma a los jefes de Estado.

Montesquieu

Nos interesan los demás cuando se interesan por nosotros.

Publio Siro

¡Dejadme escapar de la mentirosa y criminal ilusión de la felicidad! Dadme trabajo, cansancio, dolor y entusiasmo.

George Sand

Es más vergonzoso desconfiar de los amigos que ser engañado por ellos.

Jean de la Bruyere

La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía.

Ludwig van Beethoven

Con frecuencia el hombre busca una diversión y encuentra una compañera.

André Maurois

La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene.

Jorge Luis Borges

A menos pensamiento, pensamiento más tiránico y absorbente.

Miguel de Unamuno

Los celos son una falta de estima por la persona amada.

Yvon Bunin

Charles-Maurice Talleyrand Périgord


Lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible.


La palabra se ha dado al hombre para que pueda encubrir su pensamiento.


Hay una cosa más terrible que la calumnia: La verdad.


Nadie puede sospechar cuántas idioteces políticas se han evitado gracias a la falta de dinero.


La monarquía debe ser gobernada por demócratas, y una república por aristócratas.


En materia de negocios, nada hay efectivo mientras no estén terminados.


Conozco a alguien que tiene más espíritu que Napoleón, que Voltaire, que todos los ministros presentes y futuros: la opinión pública.




Charles-Maurice Talleyrand Périgord, (1754-1838) Diplomático y estadista francés.