En la prosperidad nuestros amigos nos conocen, en la adversidad los conocemos a ellos.

John Churton Collins

Cuanto más posee el hombre, menos se posee a sí mismo.

Arturo Graf

Las fuerzas que se asocian para el bien no se suman, se multiplican.

Concepción Arenal

Ser honrado no conduce a ninguna parte que aprecien los demás.

Jaume Perich

Para que tu mano derecha ignore lo que hace la izquierda, habrá que esconderla de la conciencia.

Simone Weil

La huida no ha llevado a nadie a ningún sitio.

Antoine de Saint-Exupéry

Quiero llorar porque me da la gana.

Federico García Lorca

Los sabios son los que buscan la sabiduría; los necios piensan ya haberla encontrado.

Napoleón Bonaparte

Debes perder una mosca para pescar una trucha.

George Herbert

Nadie puede aterrorizar a toda una nación, a menos que todos nosotros seamos sus cómplices.

Edward Roscoe Murrow

Nelson Mandela


La educación es el arma más poderosa que se puede usar para cambiar el mundo.


Aprendí que el coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es aquel que no siente miedo, sino el que conquista ese miedo.




Nelson Mandela, (1918-2013) Político y abogado sudafricano