Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo.

Thomas Carlyle

Al tratar del Estado debemos recordar que sus instituciones no son aborígenes, aunque existieran antes de que nosotros naciéramos; que no son superiores al ciudadano; que cada una de ellas ha sido el acto de un solo hombre, pues cada ley y cada costumbre ha sido particular; que todas ellas son imitables y alterables, y que nosotros las podemos hacer igualmente buenas o mejores.

Ralph Waldo Emerson

Si exagerásemos nuestras alegrías, como hacemos con nuestras penas, nuestros problemas perderían importancia.

Anatole France

El mayor espectáculo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad; pero hay otro aún más grande: ver a otro hombre lanzarse en su ayuda.

Oliver Goldsmith

He aquí un buen criterio para medir al genio: observad si progresa o sólo da vueltas sobre sí mismo.

Samuel Taylor Coleridge

Entre sastres no se pagan hechuras.

Refrán

El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura.

Miguel de Unamuno

El sueño es el alivio de las miserias para los que las sufren despiertos.

Miguel de Cervantes Saavedra

Teme al hombre de un solo libro.

Santo Tomás de Aquino

¿Qué perfección es ésta que complace y no subyuga, que admira y no arrastra?

José Ortega y Gasset


Lin Yutang


No hay condición tan baja que no tenga esperanzas, ni ninguna tan alta que no inspire temor.


La función química del humor es ésta: cambiar el carácter de nuestros pensamientos.


No hay una edad para empezar a ser galante ni para dejar de serlo.


Bromear es una de las cosas amenas de la vida, pero cuesta muchos años de aprendizaje.


Hay dos maneras de difundir la luz... ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja.


Un hombre educado es el que tiene los amores y los odios juntos.


Nuestras vidas no están en manos de los dioses, sino en manos de nuestros cocineros.



Lin Yutang

Lin Yutang, (1895-1976) Escritor y filólogo chino.