Nunca vaciles en tender la mano; nunca titubees en aceptar la mano que otro te tiende.

Juan XXIII

Abrigamos una multitud de prejuicios si no nos decidimos a dudar, alguna vez, de todas las cosas en que encontremos la menor sospecha de incertidumbre.

René Descartes

Habrá amigos que nos declaren sin reservas nuestras faltas y, sin embargo, no se decidirán a hacernos mención de nuestras locuras.

Conde de Chesterfield

El amor no sólo debe ser una llama, sino una luz.

Henry David Thoreau

El que compra lo supérfluo, pronto tendrá que vender lo necesario.

Benjamin Franklin

Sólo el virtuoso es competente para amar u odiar a los hombres.

Confucio

La razón y la ley son sinónimos.

John Dewey

La vida humana se parece a un camino cuya salida es un precipicio horroroso; nos advierten de ello desde los primeros pasos; pero el decreto está ya pronunciado: es preciso adelantar siempre sin poder retroceder.

Jacques Benigne Bossuet

No temas ni a la prisión, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo.

Giacomo Leopardi

Un joven en años puede ser viejo en horas, si no ha perdido el tiempo.

Francis Bacon


Julio César


Los hombres creen gustosamente aquello que se acomoda a sus deseos.


Los cobardes agonizan muchas veces antes de morir... Los valientes ni se enteran de su muerte.


Nada es más fácil que censurar a los muertos.


Nada es tan difícil que no pueda conseguir la fortaleza.


Amo la traición, pero odio al traidor.


Prefiero ser el primero en una aldea que el segundo en Roma.



Julio César

Julio César, (100 AC-44 AC) Emperador romano.