Ser discutido, es ser percibido.

Victor Hugo

La mayoría de los males les vienen a los hombres por no quedarse tranquilos en casa.

Blaise Pascal

La vida no es fácil, para ninguno de nosotros. Pero... ¡qué importa! Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo. Hay que sentirse dotado para realizar alguna cosa y que esa cosa hay que alcanzarla, cueste lo que cueste.

Marie Curie

El hombre es un animal no social, sino cordial, y la familia es la forma menos imperfecta de la cordialidad humana.

Fernando Sánchez Dragó

No somos disparados a la existencia como una bala de fusil cuya trayectoria está absolutamente determinada. Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter.

José Ortega y Gasset

La muerte es alguien que se retira de sí mismo y vuelve a nosotros. No hay más muertos que los llevados por los vivos.

Pío Baroja

A menos pensamiento, pensamiento más tiránico y absorbente.

Miguel de Unamuno

A mi juicio, el mejor gobierno es el que deja a la gente más tiempo en paz.

Walt Whitman

Cada uno tiene el máximo de memoria para lo que le interesa y el mínimo para lo que no le interesa.

Arthur Schopenhauer

El gran peligro de la globalización es que nos empuja a una megalengua común.

Umberto Eco


Gonzalo Torrente Ballester


La enseñanza se ha puesto muy complicada, y uno ya no sabía ni qué enseñar, ni cómo enseñar, ni a quién enseñar.


Cuando hay dinero de por medio es muy difícil la libertad.


No puedo desear que ganen los buenos, ya que ignoro quienes son.


La peor soledad que hay es el darse cuenta de que la gente es idiota.


Ni el pasado existe ni el futuro. Todo es presente.



Gonzalo Torrente Ballester

Gonzalo Torrente Ballester, (1910-1999) Escritor español.