Hay quién porque golpea la pared con un martillo se cree clavar clavos.

Johann Wolfgang Goethe

Nadie es más solitario que aquél que nunca ha recibido una carta.

Elías Canetti

La estadística es la primera de las ciencias inexactas.

Edmond Gouncourt

Desventurado el hombre que no tiene quien le amoneste cuando tiene necesidad de ello.

Juan Luis Vives

Conceder el perdón es el más alto grado de vanidad o de miedo.

José Luis Coll

La razón se hace adulta y vieja; el corazón permanece siempre niño.

Ippolito Nievo

He aquí un buen criterio para medir al genio: observad si progresa o sólo da vueltas sobre sí mismo.

Samuel Taylor Coleridge

Los viajes sirven para conocer las costumbres de los distintos pueblos y para despojarse del prejuicio de que sólo es la propia patria se puede vivir de la manera a que uno está acostumbrado.

René Descartes

El tictac de los relojes parece un ratón que roe el tiempo.

Alphonse Allais

Dios ha sido durante mucho tiempo la mejor explicación disponible, pero ahora las tenemos mucho mejores. Dios no explica nada en absoluto, al contrario, se ha convertido en algo que necesita una cantidad insalvable de explicaciones.

Douglas Adams


Robert Browning


La culpa la tiene sólo el tiempo. Todos los hombres se tornan buenos, pero ¡tan despacio!


El que escucha música siente que su soledad, de repente, se puebla.


Cuando la lucha de un hombre comienza dentro de sí, ese hombre vale algo.


Todas las cosas buenas son nuestras; ya el alma no necesita del cuerpo más que lo que el propio cuerpo necesita del alma.


Ama un solo día y el mundo habrá cambiado.



Robert Browning

Robert Browning, (1812-1889) Poeta inglés.