Como individuo, la mujer es un ser endeble y defectuoso.

Santo Tomás de Aquino

Para hacerse oír, a veces hay que cerrar la boca.

Stanislaw Jerzy Lec

El que no llora, no mama.

Refrán

Nadie admira la celeridad, como no sea el negligente.

William Shakespeare

La política ha dejado de ser una política de ideales para convertirse en una política de programas.

Enrique Tierno Galván

Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que sí y ponte enseguida a aprender como se hace.

Franklin Delano Roosevelt

La edad de casarse llega mucho antes que la de quererse.

Friedrich Nietzsche

Para disipar una duda, cualquiera que sea, se necesita una acción.

Thomas Carlyle

Sin el tiempo, esa invención de Satanás, el mundo perdería la angustia de la espera y el consuelo de la esperanza.

Antonio Machado

El problema del hombre no está en la bomba atómica, sino en su corazón.

Albert Einstein

Arthur C. Clarke


Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano.


La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible.


El futuro no es ya lo que solía ser.


Esta es la primera época que ha prestado mucha atención al futuro, lo cual no deja de ser irónico, ya que tal vez no tengamos ninguno.


Puede que nuestro papel en este planeta no sea alabar a Dios sino crearlo.


Una fe que no pueda sobrevivir la colisión con la verdad no vale muchos arrepentimientos.




Arthur C. Clarke, (1917-2008) Escritor inglés de ciencia ficción.