No hay cosa más fría que un consejo cuya aplicación sea imposible.

Confucio

Habla para que yo te conozca.

Sócrates

Ver a través de todo es lo mismo que no ver.

Clive Staples Lewis

Las novelas nunca las han escrito más que los que son incapaces de vivirlas.

Alejandro Casona

No es digno de mandar a otros hombres aquel que no es mejor que ellos.

Ciro

Como individuo, la mujer es un ser endeble y defectuoso.

Santo Tomás de Aquino

Amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño.

Joaquín Sabina

Sólo de un modo se puede acertar; errar, de infinitos.

Benito Jerónimo Feijoó

La lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren.

Francis de Croisset

Una vez despertado el pensamiento no vuelve a dormitar.

Thomas Carlyle

Eduardo Galeano


Yo escribo para quienes no pueden leerme. Los de abajo, los que esperan desde hace siglos en la cola de la historia, no saben leer o no tienen con qué.


La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respetuo mutuo.


Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.


La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.




Eduardo Galeano, (1940-?) Escritor y periodista uruguayo.