El futuro del mundo pende del aliento de los niños que van a la escuela.

El Talmud

Para una mujer, el primer beso es el final del principio; para un hombre, el comienzo del final.

Helen Rowland

Una de las ventajas de las buenas acciones es la de elevar el alma y disponerla a hacer otras mejores.

Jean Jacques Rousseau

Encuentra la felicidad en el trabajo o no serás feliz.

Cristóbal Colón

Una cosa sobre todo hace sugestivo el pensamiento humano: es la inquietud.

Anatole France

Nueve décimas partes de la sabiduría provienen de ser juicioso a tiempo.

Henry David Thoreau

La intención de no engañar nunca nos expone a ser engañados muchas veces.

François de la Rochefoucauld

Todo el mundo se queja de no tener memoria y nadie se queja de no tener criterio.

François de la Rochefoucauld

Cuanto más alto coloque el hombre su meta, tanto más crecerá.

Friedrich Schiller

El hombre está condenado a ser libre.

Jean Paul Sartre


Diógenes Laercio


La envidia es causada por ver a otro gozar de lo que deseamos; los celos, por ver a otro poseer lo que quisiéramos poseer nosotros.


Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar.


La cultura es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad.


Para casarte, cuando joven es temprano y cuando viejo es tarde.



Diógenes Laercio

Diógenes Laercio, (S. III AC-?) Historiador griego.