Quien no castiga el mal, ordena que se haga.

Leonardo Da Vinci

Todo chiste, en el fondo, encubre una verdad.

Sigmund Freud

Si el cántaro da en la piedra, o la piedra en el cántaro, mal para el cántaro.

Ramón J. Sénder

A muchos sólo les motiva el dinero para ser honestos.

Carlo Dossi

Los hombres entienden las discusiones como el arte de hacer callar al adversario; las mujeres como el arte de no dejar la posibilidad de hablar.

Fritz Eckhardt

La peor clase es la que consta de un solo hombre.

George Bernard Shaw

Conozco a alguien que tiene más espíritu que Napoleón, que Voltaire, que todos los ministros presentes y futuros: la opinión pública.

Charles-Maurice Talleyrand Périgord

Cualquier esfuerzo resulta ligero con el hábito.

Tito Livio

Por un clavo se perdió una herradura, por ésta un caballo, y por éste el jinete, que fue capturado y muerto por el enemigo.

Benjamin Franklin

El enemigo sólo empieza a ser temible cuando empieza a tener razón.

Jacinto Benavente

Marie Curie


El día que el hombre se diese cuenta de sus profundas equivocaciones, habría terminado el progreso de la ciencia.


Dejamos de temer aquello que se ha aprendido a entender.


La vida no merece que uno se preocupe tanto.


La mejor vida no es la más larga, sino la más rica en buenas acciones.


La vida no es fácil, para ninguno de nosotros. Pero... ¡qué importa! Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo. Hay que sentirse dotado para realizar alguna cosa y que esa cosa hay que alcanzarla, cueste lo que cueste.


En la vida, no hay nada que temer, solo hay que comprender.


La humanidad necesita hombres prácticos, que saquen el máximo provecho de su trabajo, y, sin olvidar el bien general, cuiden sus propios intereses. Pero la humanidad también necesita soñadores, para quienes el desarrollo desinteresado de una pasión sea tan cautivante que les resulte imposible dedicar su atención a su propio beneficio material. Sin duda, estos soñadores no merecen la riqueza, porque no lo desean. Aun así, una sociedad bien organizada debe garantizar a tales trabajadores los medios para llevar a cabo su labor con eficacia, en una vida libre de cuidados materiales y libremente consagrada a la investigación.




Marie Curie, (1867-1934) Física francesa.