Muchos que quisieron traer luz, fueron colgados de un farol.

Stanislaw Jerzy Lec

El matrimonio es una cadena tan pesada que para llevarla hace falta ser dos y, a menudo, tres.

Alejandro Dumas (hijo)

La ciencia es sin disputa el mejor, el más brillante adorno del hombre.

Gaspar Melchor de Jovellanos

Lo peor que puede hacerse es cruzar el precipicio en dos saltos.

David Lloyd George

Los ángeles pueden volar porque se toman a sí mismos a la ligera.

Gilbert Keith Chesterton

A quien las buenas obras no aprovechan y las tiernas palabras no mueven, las malas le domen con duro y riguroso castigo.

Mateo Alemán

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.

Groucho Marx

Castiga a los que tienen envidia haciéndoles bien.

Proverbio árabe

El hombre es el único ser sensible que se destruye a sí mismo en estado de libertad.

Jacques H. Bernardin de Saint Pierre

La burla y el ridículo son, entre todas las injurias, las que menos se perdonan.

Platón


Cleóbulo de Lindos


Aceptar la injusticia no es una virtud, sino todo lo contrario.


Aprende a vivir aislado y a meditar en soledad; pero si te mezclas con la muchedumbre procura ser, como todos ellos, uno de tantos.


Nada hay en el mundo tan común como la ignorancia y los charlatanes.



Cleóbulo de Lindos

Cleóbulo de Lindos, (s. VI a. C.-s. VI a. C.) Filósofo griego.